Reto de amor: los tiempos de Cristo


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Inés. ¡Que pases un feliz día!

ILUSIÓN RENOVADA.
Estos días van siendo especiales entre tener que retomar el “Tiempo ordinario” y superar el desplome de la gripe, añadido el desgaste personal que todo esto supone, más la aventura que cada uno llevamos dentro, me está haciendo descubrir con gran alegría que el Señor sigue ocupándose de cada uno de nosotros, de mi y de todo lo mio; que cuando la ilusión parece desgastarse, a costa de luchar con mis propias fuerzas y me entran ganas de parar y vegetar simplemente; entonces reconozco que estoy y soy pobre, que nada puedo cambiar y que eso no depende de mi.
Cuando las cosas, acontecimientos y personas siguen su rumbo y su ritmo y yo me había montado en un tren que no era el mio queriendo que la realidad se ajustara a mi conocimiento y comprensión; entonces, al encontrarme la frustración , el desánimo y la falta de ganas de luchar sale Cristo a mi encuentro y se me acerca, me da la mano y me dice: ” no temas gusanito de Israel, Yo estoy contigo, te he creado con y por Amor, te he regenerado poniendo Todo junto a tu nada; no tienes que poder, ni querer, ni juzgar, ni entender; sólo tienes que dejarte querer por Mi y escuchar secundando Mi Palabra; Yo tengo preparado en Mi Corazón todo lo que necesitas para ser plena, déjate querer y busca lo que tengo para ti.”

Bueno, es una experiencia que se va repitiendo en la vida, siempre con su propia originalidad; y es impresionante la ORIGINALIDAD DE CRISTO, porque Él genera Vida Nueva de continuo para mi ya que Él es Amor y el Amor consiste en una eterna Novedad presente.
Pues sí, de nuevo me ha devuelto la ilusión por Él y Sus cosas como centro, medio y meta de toda mi vida; me está regalando una apertura y deseo de escucharLe y caminar ocupándome de aprender cómo es Él y como se manifiesta, cómo quiere que lo vivamos en Comunión, cómo comunicarlo a los demás. Y, claro, con el deseo Él proporciona los medios y te lo pone en bandeja: nos ha llegado la posibilidad de hacer Teología desde aquí y me ha encendido el corazón de ganas de conocer más y mejor a Cristo y todo lo suyo.

Hoy el Reto es: Fíate de que Cristo lleva tu vida y no mires tu tiempo, sino el Suyo. Dejarle hacer Su obra en ti y en los que te rodean.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: bodas de oro


Hola buenos días hoy nos lleva al Señor Sión que pases un feliz domingo.
BODAS DE ORO

Dentro de unos pocos días, un hermano dominico muy amigo de la comunidad celebrará sus Bodas de Oro Sacerdotales.

Al principio no quería hacer nada especial: “algo muy sencillito… que quién soy yo para más… ”

Me impresionó muchísimo su actitud. 50 años de sacerdote, 50 años de fidelidad de Cristo y de este hermano… ¡es digno de celebrarse por todo lo alto! Pero, nada, él erre que erre con que no quería nada especial. Vamos, que estábamos nosotras con muchísimas más ganas de fiesta que él.
-¡Pero, padre! -le decíamos- Aunque sólo sea hacer un pequeño recordatorio… ¡50 años vividos con Cristo son dignos de celebrarse!
-Mirad, niñas -nos contestó- Yo sólo soy un pobre hombre. Y si todavía soy sacerdote, es porque la Virgen me cogió de los pelos… Si no fuera por Ella… –

Le miré. Es un hombre mayor, a quien le cuesta mucho caminar, el oído ya le falló hace tiempo, la vista va poco a poco cayendo… No se consideraba más que eso, un pobre hombre.

Sin embargo, algo pasó. Poco a poco se fue entusiasmando con la idea de hacer algo… Y con lo del recordatorio… Y, ¿por qué no añadir algo al recordatorio? El entusiasmo crecía por momentos. Resultado final: estamos haciéndole 400 evangelios y 500 rosarios con el recordatorio. El dominico se marchó más contento que unas castañuelas, ¡y con tantas ganas de fiesta como nosotras!

Le he estado dando muchas vueltas a todo esto en la oración y creo que, ante nuestro entusiasmo, este dominico se sintió querido. Fue como si, de pronto, su sacerdocio cambiara de color: Será un pobre hombre, ¡pero Cristo ha caminado con él 50 años! Y si Cristo sigue a su lado, ¡eso le convierte en el hombre más importante del mundo! ¡Porque para Cristo él es importante!

Hoy el reto del amor es querer los mayores. Este dominico no quería celebrar nada porque no se sentía más que un pobre hombre… Y, sin embargo, somos tan importantes que Cristo muere por ti y por mí en cada Eucaristía. Somos tan importantes que nos regala su vida, para que vivamos en plenitud. Y todo esto, sólo porque nos ama… ¿Es o no un gran motivo de celebración?
Te invito a que hoy, en la oración, celebres con Cristo su misericordia en tu vida. No importa si has metido mucho o poco la pata… ¡siempre ha permanecido a tu lado! Eres precioso a sus ojos…
Y, después, pídele a Cristo poder llevar su amor a algún mayor que se sienta “pobre hombre”… Una sonrisa, un gesto de cariño. Cristo te guiará para hacele sentir que es importante. ¡Se un mensajero del amor de Cristo!
¡Feliz día!
¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (28/02/2013)


Día litúrgico: Jueves II de Cuaresma

un pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su portal,

Texto del Evangelio (Lc 16,19-31): En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: «Era un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba todos los días espléndidas fiestas. Y un pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su portal, cubierto de llagas, deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico pero hasta los perros venían y le lamían las llagas.

»Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico y fue sepultado. Estando en el Hades entre tormentos, levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Y, gritando, dijo: ‘Padre Abraham, ten compasión de mí y envía a Lázaro a que moje en agua la punta de su dedo y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama’. Pero Abraham le dijo: ‘Hijo, recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males; ahora, pues, él es aquí consolado y tú atormentado. Y además, entre nosotros y vosotros se interpone un gran abismo, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros’.

»Replicó: ‘Con todo, te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les dé testimonio, y no vengan también ellos a este lugar de tormento’. Díjole Abraham: ‘Tienen a Moisés y a los profetas; que les oigan’. Él dijo: ‘No, padre Abraham; sino que si alguno de entre los muertos va donde ellos, se convertirán’. Le contestó: ‘Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite’».

 

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno,con el testimonio de tu hijo el elegido,  nos has enseñado cual es la verdad, como vivir la vida y cual es el camino a la eterna felicidad, que sepamos ir en búsca de la luz de Cristo en todo momento y como es de tu agrado que nos salvemos todos los hombres. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Nuria, Benedicto, Servando, Dovie, Madre de Inés, Madre de María, Elisa, Mª Teresa, Luz Mª,  Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Camilo, Mª Luisa, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Clayreth, Emilio, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los difuntos, en especial por Mercedes y Lourdes que sus angeles de la guarda las lleven al encuentro con Cristo para la vida eterna.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios
  • Por el cónclave de cardenales para la sucesión del Santo Padre, en especial por el Cardenal Antonio María Veglio