Reto de amor: disponte a recibir el Agua de Su presencia


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Ines. Que pases un feliz día

EL POZO  DE MI CLAUSTRO.

Este tiempo que está lloviendo tanto, te das cuenta de lo importante y necesaria que es el agua ,pero también de los destrozos que puede hacer si no se la encauza bien. Ya sabéis del arreglo de los canalones del frontón del pueblo junto a nuestra tapia… cuyo resultado va a ser bueno para protegerla de la erosión. Pero al pasar por el claustro, ayer caí en la cuenta de la importancia e inteligencia del pozo de aljibe que hay en el centro del claustro; es impresionante ver, cuando llueve mucho, la distribución de recogida de aguas de todos los tejados del convento ( que tienen muchos desniveles) va cayendo de uno a otro hasta llegar al alero final que la recoge toda,  la hace bajar por las 4 esquinas y de todas ellas confluye en el pozo central que mantiene el agua acumulada en su profundidad para las necesidades diarias de agua;  en su tiempo era una ventaja grande sobre el resto del pueblo, que tenían que ir con cantaros a buscar agua a las fuentes comunes.

Pues yo, al pasar ayer por el claustro, me quedé absorta al descubrir cómo el pozo refleja mi propia vida. Sobre mi cae todo tipo de aguas, uno no puede dejar de recibir las influencias del entorno, de la sociedad, del mundo; y es importante saber diferenciar la procedencia  y estado de esas aguas, porque cuando la lluvia cae del Cielo ya ha sufrido un proceso purificador y puedo fiarme de su nobleza…cuando llega a mi pozo (corazón) puedo utilizarla con tranquilidad; si viene de la calle , ha pasado un proceso purificador…pero no se te ocurriría beber agua de un charco o estanque detenido. Hoy en la Eucaristía el sacerdote ha concluido con una preciosa oración :

“concédenos , Señor, buscar siempre el agua que nos conduce hacia Ti, la Fuente de Agua viva que salta hasta la Vida eterna, y que ,adheridos a Tu Voluntad, podamos gozarnos siempre en Tu presencia ,para ser canales de Tu Vida abundante hacia nuestros hermanos los hombres y que un día podamos reunirnos juntos en Tu Reino ,que has preparado para nosotros con Amor desde toda la eternidad.”

El Reto de hoy es claro : presenta tu día al Señor, disponte a recibir el Agua de Su presencia ,guarda tu corazón de influencias dañinas y hazte cauce del Amor para los que te rodean.

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (16/09/2013)


Día litúrgico: Lunes XXIV del tiempo ordinario

no soy digno de que entres en mi casa

Texto del Evangelio (Lc 7,1-10): En aquel tiempo, cuando Jesús hubo acabado de dirigir todas estas palabras al pueblo, entró en Cafarnaúm. Se encontraba mal y a punto de morir un siervo de un centurión, muy querido de éste. Habiendo oído hablar de Jesús, envió donde Él unos ancianos de los judíos, para rogarle que viniera y salvara a su siervo. Éstos, llegando donde Jesús, le suplicaban insistentemente diciendo: «Merece que se lo concedas, porque ama a nuestro pueblo, y él mismo nos ha edificado la sinagoga».

Jesús iba con ellos y, estando ya no lejos de la casa, envió el centurión a unos amigos a decirle: «Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres bajo mi techo, por eso ni siquiera me consideré digno de salir a tu encuentro. Mándalo de palabra, y quede sano mi criado. Porque también yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: ‘Vete’, y va; y a otro: ‘Ven’, y viene; y a mi siervo: ‘Haz esto’, y lo hace».

Al oír esto Jesús, quedó admirado de él, y volviéndose dijo a la muchedumbre que le seguía: «Os digo que ni en Israel he encontrado una fe tan grande». Cuando los enviados volvieron a la casa, hallaron al siervo sano.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, la fe es otro de los dones que nos otorgas y que en nuestra mano está el recibirlo, es por ello que estoy muy agradecido, pues acogiendo la fe, acojo a quien lo da, y nos mantiene unidos, que nunca mis temores, dudas o incomprensión rompa este cordón umbilical que nos une. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Alexis, Camilo, Franklin, Anita, David, Luz Mª, Mª Teresa, Margarita, Jenny, P. Berard, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Mª Angeles, Esteban, Vanessa,  Mónica, Cristina, Tacho,  Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por las ovejas perdidas.
  • Por la libertad de los cristianos perseguidos o condenados a muerte
  • Por los gobernantes para que Dios ilumine y ayude a tomar decisiones con justicia.

Contemplar el evangelio de hoy (19/03/2013)


Día litúrgico: 19 de Marzo: San José, esposo de la Virgen María

El hombre en quien Dios confió

Texto del Evangelio (Mt 1,16.18-21.24a): Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.

Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, al nacer Jesús tuvo un padre José, que confiando en ti, se convirtió en su padre, y se mantuvo fiel a su repuesta de estar con María y con Jesús, desde un plano muy humilde y en segundo o menor plano. Señor que mi vida aunque en ella existan cosas que no entiendo sepa confiar como José en que esto es lo mejor para mi, ya que está en tus planes divinos, que no soy yo quien tiene que ser Grande sino tú. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Luz, Juan Manuel, Elisa, Victoria, Jenny, P. Bernard, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Si quieren que agregue nuevas intenciones o añadir a personas para la oración, agreguen sus comentarios o escriban.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por los ladrones, violadores, asesinos, narcotraficantes para que su corazón sea transformado por Dios.

Contemplar el evangelio de hoy (12/01/2013)


Día litúrgico: El Bautismo del Señor (C)

Bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre Él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma

Texto del Evangelio (Lc 3,15-16.21-22): En aquel tiempo, como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego».

Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre Él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: «Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado».

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Señor Jesús, te dejaste bautizár y esto provocó la presencia de la Santa Trinidad, la voz del Padre, el hijo, tu mismo y el Espíritu Santo en forma de paloma. De este modo nos enseñaste a ser hijos tuyo, a través del bautismo, nos hacemos hijos tuyos con la ayuda del Espíritu Santo. Gracias por tu ejemplo. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Javi, Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.

Contemplar el evangelio de hoy (24/12/2012)


Día litúrgico: Feria privilegiada de Adviento: 24 de Diciembre

Texto del Evangelio (

Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos

): En aquel tiempo, Zacarías, el padre de Juan, quedó lleno de Espíritu Santo, y profetizó diciendo: «Bendito el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo, como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus santos profetas, que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa alianza y el juramento que juró a Abraham nuestro padre, de concedernos que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor en santidad y justicia delante de Él todos nuestros días. Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos y dar a su pueblo conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados, por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, que harán que nos visite una Luz de la altura, a fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de muerte y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Juan el Bautista irá por delante del Señor, allanando los caminos, pues llega uno más grande que Él, hoy nacerá nuestro salvador, y debemos acogerlo como ya hicieran los pastorcillos, los más humildes, así debemos ser nosotros, ya nos anuncian la buena nueva vayamos a adorarle. Aleluya que va a nacer el Niño Dios. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Gemma, Sara, Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por que nuestro corazón sea el pesebre que acoja el nacimiento de Jesús.
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.

Salmo 129. Señor, escucha mi oración.


R/. Señor, escucha mi oración.
Desde el abismo de mis pecados clamo a ti; Señor, escucha mi clamor;
que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. R/.

Si conservaras el recuerdo de las culpas, ¿quién habría, Señor, que se salvara?
Pero de ti procede el perdón, por eso con amor te veneramos. R/.

Confío en el Señor, mi alma espera y confía en su palabra;
mi alma aguarda al Señor, mucho más que a la aurora el centinela. R/.

Como aguarda a la aurora el centinela, aguarda Israel al Señor,
porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención,
y Él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. R/.