Reto de amor: escuchar y compartir


escuchar y compartir

¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Israel, que pases un feliz día.

El otro día, cuando estábamos rezando vísperas, se comenzó a avecinar una tormenta de viento. Nos dimos cuenta cuando de pronto se comenzaron a oír unos silbidos muy fuertes.

Aquello fue un revuelo silencioso, todas continuamos cantando pero mirando hacia todos los lados.
Era impactante porque se veía a cada una en su ser. Me explico, las que somos un poco más racionalistas sabíamos perfectamente que era el viento. “Si es que es evidente es el viento que por las rendijas de la puerta entra con tanta fuerza que silba” me dije para mi.

Pero observé a mis hermanas y veía otros puntos de vista: una convencida de que era un teléfono de alguna de las personas que nos acompañaban, y ya hasta miraba como diciendo “y que no se dan cuenta…”, otra nos miraba señalando el oído creyendo que era el sonotone de una mujer. Estas hermanas son mas artistas que racionalistas. Otras no se enteraban de que iba el asunto. Pero al final todas acabamos partidas de la risa de lo que nos iba ocurriendo.

Hoy orándolo me daba cuenta de la riqueza de ser todos distintos, Dios nos ha creado distintos por que ha querido y en ello hay un misterio y a la vez un gran don. Es impresionante como ante un mismo acontecimiento cada uno lo percibe de una forma totalmente distinta.

Y hay mayor riqueza aún si compartes con los demás, si las cosas las miras junto con los que tienes al lado.
Los racionalistas tendemos a meter la razón, pero gracias a los artistas nos reímos hasta de nosotros. Ellos son los que te abren a un mundo nuevo sacando creatividad hasta de donde uno cree que no se puede sacar. Y nosotros a ellos les ponemos los pies en la tierra. Los adormilados se espabilan conviviendo con otros y así en conjunto mostramos el Amor aunque sea riéndonos del viento en unas vísperas.

Si porque, el Amor es para compartirlo, puedes tenerlo todo incluso algo de felicidad, pero si no Amas no tendrás un sentido para vivir.
Hoy el reto del amor es escuchar y compartir. Hoy es Amar.
Se Feliz.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: Vivenciar


¡Bueno días!

intenet

Hoy nos lleva al Señor sor María feliz día. Hoy el reto del Amor es Vivenciar

Esta semana pasada nos han puesto Internet en casa. Ese día, después de la comida, me senté junto a sor María 2, la más mayor de la comunidad, en el recreo y cuando estaban hablando de todo esto del Internet  me mira y me dice: “Pero, entonces esos de Internet  ¿tienen que estar todo el rato reponiendo papel, y más papel, y más papel? ¿Por qué si todo el mundo tiene una página?”

Nos echamos todas a reír a carcajadas, la primera ella y se lo explicamos un poco. Luego comentábamos la sencillez con la que sor Rosario ve las cosas, para ella nada parece complicado. Si no entiende algo pregunta con total simplicidad, sin segundas, y sin más se ríe de ella misma como diciendo: “¡ya me parecía que… eso no era así!”

Pero por mucho que se lo intentásemos explicar no acababa de hacerse a la idea. Ella lo que necesitaba era verlo, tocar la pantalla y ver que no hay ningún papel ahí dentro. Descubrir que no era lo que se imaginaba, en ese momento Internet era real para sor María 2, hasta entonces solo eran ideas o cosas que nos había escuchado.

Así es nuestra Fe, no es una fe ciega de unas teorías, o de la cultura que nos hayan podido inculcar. ¿La fe es creer en Dios? La Fe es una Persona: Cristo.

Nunca tendremos un Cristo Vivo mientras yo no lo experimente en mi vida, mientras no le pueda tocar, sentir. Me lo pueden explicar, e incluso puedo ver que a otros les funciona pero mientras no lo vea VIVO en mi vida no será real para mi. Yo no me conformaría con menos.

Y esto es diario, mi encuentro con Cristo es una opción diaria por Él, por querer verle, amar como yo he experimentado que Él me ama, y darle gracias.

Cristo está Vivo. Si no te lo crees pídele que se manifieste en tu vida. Rétale: “Si estás vivo, ¡MANIFIESTATE!”

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ver la parte positiva de la vida


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es ver la parte positiva de la vida. Cuando estuve cuidando a mi padre en el hospital cada vez que entraba al baño, yo oía abrir el grifo lo cual me chocaba mucho, pero no le di mas importancia, hasta que en un momento al compañero de habitación se le cayo el bote de la orina y mi padre le dijo: no hay problema yo te lo soluciono echamos un chorro de agua y ya esta, así no te riñen.

agua

Yo me le quedo mirando y le pregunto: eso lo haces tu, y me dice: si, pues cuando voy al baño al hacer de vientre tengo ganas de hacer pis y como se me escapa me riñen porque lo están midiendo y para que no me riñan hecho un chorro de agua según creo y todos contentos, yo alucinaba y me lo decía como lo mas normal. Total que esa noche el Señor me enseño la sencillez de corazón de como cuando algo no funciona hay mil alternativas, que no nos atasquemos en la bronca sino que el amor nos haga buscar mas soluciones. Pues en Cristo siempre encuentras mil soluciones a todo y encima siempre Cristo hace que te rías de tus pobrezas.

Hoy os pido que oréis por mi padre tiene cita con el Oncólogo para ver el tratamiento de quimio, el esta bien y tiene paz. Que sienta que Cristo esta con el a su lado.
que pases un feliz día y hoy no te atasques en tus limitaciones ni pobrezas pidele a Cristo reirte acogerle a Él en tu vida y veras la cara positiva de todo.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: compartir tu alegría y hacer tuya la alegría de los demás


¡Buenos días!

Hoy nos llevan al Señor Sor María 1 y Sor María 2 os deseo un feliz día.
Hoy el Amor es alegría.

Ayer por la mañana, Sor María 2 y yo, a la salida del desayuno nos encontramos con Sor María 3, la más mayor de la comunidad. Nos pusimos a hablar con ella y de repente nos dijo partida de la risa:

─Mirar estos zapatos, me los ha regalado mi parienta─

Nosotras los miramos

─ ¡Qué bonitos son! ─

Nos explicó:

─ Pues se llaman MOCO-SINES─ inmediatamente se tapó con la mano la boca, porque no podía aguantar más las carcajadas─ lo he visto en un periódico y lo he recortado para llevármelo a la celda y poder aprendérmelo.

Nosotras tuvimos la misma reacción que ella, y casi sin poder hablar le dijimos:

─¡Sor María 3, se llaman MOCASINES! ─

Seguimos riendo las tres, y ella nos dijo:

─¡Vaya! Es que no consigo aprendérmelo del todo…ya decía yo que era un poco raro─

Y se fue riendo sin parar.

Me impresionó mucho la sencillez de sor María 3: le habían hecho tanta ilusión los zapatos, que había buscado todo lo posible a cerca de ellos y, en cuanto lo encontró, vino corriendo a compartirlo. No le importó reconocer que no lo sabía, o equivocarse… sólo buscaba compartir con nosotras un rato. Y si además nos reímos, pues mejor. Su único objetivo es compartir su alegría.

Hoy el reto del amor es compartir tu alegría y hacer tuya la alegría de los demás. Hoy te cruzarás con un montón de gente, de hermanos que te regala el Señor. Deja que Él alegre tu corazón y con tu sencilla alegría, como la de Sor María 3, compártelo con el de al lado. Feliz día.

¡VIVE DE CRISTO!