Reto de amor: habla a alguien de Cristo


¡Buenos días!

Sagrario

Hoy nos lleva al Señor, Cristina.

Hace unos días vino a vernos y me impresiono el cambio tan fuerte en su vida, el encuentro que ha tenido con Cristo, la manera de vivirlo y la manera de hablar de Él a todo el mundo. Por eso la pedí que nos compartiera su testimonio.

Y hoy el reto del Amor es hablar a alguien de Cristo.

Termina el año de la Fe. Para mí en el mismo lugar y desde luego como así lo ha querido Cristo.
Fui a Lerma un dos de noviembre a dar gracias por las oraciones por mi enfermedad, a partir de entonces todo ha cambiado. Los día 19 a 22 de noviembre de este año, estuve de nuevo con nuestras amigas, y de verdad no tenía intención de venir en estas fechas. Antes de emprender el viaje, una vez decidido, el día 19, leí las lecturas del evangelio de esos días, y me llevé una grata sorpresa: el 24 de noviembre celebración de Cristo Rey y clausura del año de la Fe. ¡Madre mía qué sorpresa me habían regalado!

Llegué a Lerma sin aspiraciones de nada, simplemente agradecimiento pero expliqué mi deseo de comulgar y termino este año, llena de fe, y llena de vida de Cristo y la Virgen. No hay más que abrirse, querer recibir y mirar con ojos de niño, lo demás llega. Y comienzas a llenarte, y comienzas a caminar junto a Cristo y la Virgen porque sí, notas que caminan contigo, te guían, y organizan tus pasos.

Yo solo decidí hacer caso a Sor Aroa, y abrir la puerta de mi corazón, ellos se han encargado de todo lo demás. Hace un año me negaba a tomar la comunión pese a mi deseo porque no sería capaz de asumir el compromiso, obligación de ir a misa los domingos. Las cosas por obligación no son buenas, al contrario producen efectos opuestos.

Hoy en día me levanto antes de las ocho con enorme alegría por ir a misa los domingos, disfruto ante el sagrario y santísimo y no hago más que preguntarme ¿por qué no me encontré antes con Él? ¿Por qué la gente está tan ciega de vivir sin mirar con sus ojos, hablar con sus palabras, y amar con su corazón? Hay algo que me hace incluso daño al pensar ¿Por qué no todo el mundo es capaz de sentir su amor, por qué viven lejos de Él? Es algo que últimamente que me pregunto mucho y no paro de pedirle: que su amor llegue a todos, que todos les descubran.

Es fácil dirigirnos a los que creen pero qué bello es hablar de Cristo o la Virgen a aquellos que todavía no les conocen, qué bello poder decirles he rezado por ti aunque no lo sabías, que creas o no me da igual, pero me alegro que todo esté mejor. Y entonces cuando te dicen que la religión te puede llenar como a otros el yoga entonces contestar, No, no te equivoques, es que Cristo está vivo y para sentirlo solo debes de abrir tu corazón y decirle que le buscas. Sin saber que vivía en el año de la Fe, me he llenado totalmente de Él. Ahora solo queda caminar. Te invito a que con tus gestos muevas los corazones no solo de los que creen, que es fácil, sino de los que no creen o nunca se han planteado su presencia real

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: orar desde el corazón


Hola buenos días hoy nos lleva al Señor, Aroa, que pases un feliz día
Buenos días, amigos. Hoy el reto del Amor es orar desde el corazón.

El día 1 de octubre comenzamos el mes dedicado a la Virgen del Rosario y a las misiones y el día 1 es la fiesta de santa Teresita. Por el profundo amor y gratitud que la tengo, no quiero acabar el mes sin escribir un reto de ella.

Como doctora de la Iglesia que es, su riqueza espiritual es enorme, pero hoy sólo voy a concentrarme en pedirla a ella que nos enseñe a orar. Ella decía “para mí la oración es un impulso del corazón, es una simple mirada, un grito de agradecimiento y de amor, es lo que me dilata el alma y me une con Jesús”.

Desglosemos: “un impulso del corazón”, a ella le movía a hacer oración su corazón impetuoso, lleno de amor con gran deseo de llevar a Cristo a todos. Y, si no tenía nada que decir pues “una simple mirada”, miraba a Cristo, contemplaba su entrega, lo que había hecho por ella.

“Un grito de agradecimiento”, darle gracias por tantas gracias recibidas; y “un grito de amor”, no dejes de decirle que le quieres.

La oración “me dilata el alma”, sus horizontes interiores cada vez se hacen más infinitos y se “une con Jesús”, una unión que nos lleva a vivir de Él.

Por eso, el reto del Amor, es orar desde el corazón, pasar un ratito con Jesucristo en el sagrario, en el Santísimo o en la intimidad de tu habitación. Y si crees que esto de la oración es aburrido o no es para ti, hoy prueba a sentarte y sigue los pasos de santa Teresita, mírale, agradécele, ámale y déjate amar por Él.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ¿vacaciones? Abre los ojos a las realidades que por estar tan ocupado, no disfrutas ni regalas a los demás


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Inés, que paséis un buen día.

Ahora que todo el mundo ya las ha terminado, ahora que ya han comenzado los cursos y los trabajos para todos: las monjas disfrutamos las vacaciones. Sí, si habéis leído bien: ¿monjas? ¿vacaciones…? pero ¿se puede combinar esta realidad? ¡¡pues claro¡¡¡¡ ahora tenemos 15 días de vacaciones.

¿Vacaciones?

Aquí son muy curiosas…seguro que estás pensando en playa o montaña (más apropiado para esta época)…..pues SÍ,de todo un poco, en nuestras Constituciones se dice: “Procúrese que cada año, durante varios días, puedan quedar totalmente libres del trabajo”. ¡ya está explicado¡ los cambios te hacen renovar energías e ilusión y retomar , tras un descanso, la vida ordinaria. Yo defino las vacaciones como el “hacer lo que uno quiere” …y ya ves a las monjas de acá para allá intentando llevar a cabo montones de cosas que te gustan , que no has podido etc.

No…no salimos del convento, no es necesario para nada : la playa está en el corazón de cada una que se dispone a ser bañado por la Palabra de Dios que te hace capaz de ser bronceada por el SOL que es cuando Cristo va tomando forma en ti, en tus acciones y actitudes, en tu dejarle hacer a El…y El te lleva a parajes insospechados, a rincones maravillosos, a abismos insondables… porque parte principal en estos días es descansar a su lado y caer en la cuenta del Tesoro que tenemos; luego ya lo mismo paseas que haces manualidades, o haces limpieza a fondo de la celda ; paseas sin prisa …y acabas rendida ante el Sagrario dando gracias por tantos Regalos que siempre tenemos y con el quehacer diario no podemos apreciar…al fin: VACACIONES para AMAR Y SENTIRSE AMADOS y…no me digáis que no podéis todos acompañarnos con el Reto de hoy que es: abre los ojos a las realidades que por estar tan ocupado, no disfrutas ni regalas a los demás; ese pajarillo que canta en tu sonrisa, esa nube que asoma a tus ojos cuando te emocionas, ese sol que se refleja en tus ojos cuando miras con cariño y… ese atardecer que se trasluce cuando no has llegado a tus objetivos….¡¡siempre podemos estar de vacaciones..¡¡¡ para VIVIR DE DE CRISTO. Feliz día.

¡Vive de Cristo!

Reto de amor: mirar como miraba la Virgen María


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Aroa que paséis un feliz día.

Ver con la mirada de la Virgen María

Buenos días amigos hoy el reto del amor es mirar como miraba la Virgen María. Me siento profundamente agradecida por haber sido elegida para vivir la vida contemplativa pero esto que voy a decir no es solo para que lo vivas las monjas sino para todos y para este momento de tu vida en que estés pasando. Y me refiero a que hoy le dediques una mirada a Cristo como le miraba María su madre.

Nuestro querido beato Juan Pablo II decía que María desde que nació su Hijo su mirada siempre llena de adoración y asombro no se apartó jamás de Él. Con lo cual es una invitación a que si Cristo a nacido dentro de ti no le quites la mirada como hizo María. La mirada de María a veces era una mirada interrogadora preguntado a Jesús “¿Por qué nos has hecho esto?” Otras veces con una mirada penetrante llegando a percibir sus sentimientos escondidos e intenciones que ella desconocía. Otras veces con una mirada dolorida sobre todo bajo la cruz, otras veces con una mirada radiante por la alegría de la resurrección y finalmente una mirada ardorosa por la efusión del Espíritu Santo en el día de pentecostés.

María nos enseña que ella en todos los momento de su vida pasara por el momento que pasara no apartaba los ojos de Cristo. Hoy el reto del amor es mirar a Cristo, en un crucifijo, en una medalla, en el sagrario, expuesto en el Santísimo ya sea en su presencia real o en un imagen y mirándole a Él le presentes aquello que tienes en tu corazón, sea alegría o pena, sea amor o indiferencia…y pedirle unos ojos nuevos, una mirada como María para poder reconocer que es Cristo quien está detrás de todas nuestra historias.

¡Vive de Cristo!

Reto de amor: seguir esperando


¡buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María que pases un feliz día.

Esperando a su compañera, siempre fiel

EL CENTINELA DEL CAMPANARIO

Desde hace unos días, en el monasterio hemos recuperado a uno de nuestros “miembros”: ¡la cigüeña ha regresado! ¡Qué gritos de alegría dimos todas al verla! Sin embargo, esta vez ha sido diferente a otros años…

¿Sabías que la cigüeña es una de las aves de la fidelidad? Los polluelos nacen en verano y, después de las migraciones, cuando regresan al país donde nacieron, en su primera primavera, escogen una pareja y entre las dos aves construyen un nido. Sus vidas han quedado unidas para siempre: cada año, la cigüeña vuelve a buscar a la misma compañera y vuelven a vivir en el mismo nido. No cambiarán de pareja, ni siquiera tras la muerte de una de ellas.

Como os decía, este año el regreso de la cigüeña ha sido diferente: sólo ha llegado una. No sabemos qué le habrá ocurrido a la otra. Puede que todavía esté de viaje y llegue pronto… Sin embargo pasan los días y es impresionante ver como cada mañana nuestra cigüeña permanece en el nido, oteando el horizonte. No le importa ni el viento, ni la lluvia, ni el paso del tiempo sin resultados. Ella sigue esperando.

¡Qué imagen más bonita nos ha regalado el Señor de su fidelidad! Me parece que algo así tiene que ser Él en el Sagrario: aunque ni siquiera se nos vea en la lejanía, Cristo espera sin moverse, para que si un día te acercas, le encuentres esperándote. No te persigue, no te mete prisa, pero tampoco se va dándote por imposible.

Hoy el reto del amor es seguir esperando. Muchas veces te encontrarás con personas, con situaciones… en las que, humanamente, es imposible hacer nada para cambiarlas. Cuando todo te invita a abandonar… ¡alégrate! Estás en el mejor momento: sólo si tú ya no tienes nada que esperar de ti, lo esperarás todo de Cristo. Déjalo todo a sus pies. Con Cristo, “mientras hay vida hay esperanza”… ¡y después también!

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: retar al amor


¡Buenos días!

Sagrario

Sagrario

Hoy nos lleva al Señor Sor María. Feliz día. Hoy el Reto del Amor es retar al Amor.

Ayer fue san Andrés apóstol, hermano de san Pedro. Y el sacerdote en la homilía los comparaba diciendo de Pedro que era un bruto, un cabezota y que cada vez que hablaba metía la pata hasta el fondo.

Ante esto yo me vi bastante reflejada pero me venía todo el rato al corazón: “Cristo contó con él” “¡Yo conté con él!”.

Y es verdad, ¿quién lo pensaría?¿Pedro? que era tan impulsivo… Incluso negó tres veces al Señor. ¡Menuda pobreza; cómo se tuvo que sentir! Sin embargo, con sólo una mirada del Señor, sintió como Cristo amaba su pobreza.

Todos tenemos algo de Pedro: cuantas veces nos vemos impotentes ante nuestros desastres, ese sentimiento de no poder, esa impulsividad o apariencia de seguridad que a la vez es cobardía, o no saber que hacer cuando nos equivocamos… Pero, ¡Cristo cuenta contigo!

No estoy diciendo que vayas a ser Papa ni nada parecido. Pues nunca va a ser lo que hagas o lo que seas, lo que te plenifica, es decir, lo que te haga feliz, sino el Amor de Cristo que previamente hayas experimentado.

Este Amor que Pedro experimentó con la mirada de Cristo y en otras muchas ocasiones.

Hoy siéntate delante del Señor en un Sagrario, deja de mirar tus pobrezas, entrégaselas para que te las devuelva Resucitadas y RÉTALE: “¡Señor, si estás vivo, hazme experimentar Tu Amor”

Después dará igual lo que Él te pida hacer o donde el Señor te quiera, pues ya eres plenamente feliz, y lo harás irradiando alegría.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: seguir amando


¡Buenos días!

Hoy al Señor nos lleva Sor María qué paséis un feliz día.

Queridos amigos: Todos tenemos días redondos y días torcidos, hay a veces situaciones que nos duelen, nos defraudan, nos dan pena o rabia o impotencia, personas que siempre dicen lo mismo y otras que mejor si tuvieran afonía un par de días, en eso momentos, con esa personas o situaciones a nadie le sale amor, suficiente con sobrellevar la situación y aguantar con buena cara la aversión, y cuando ya no podemos más, dejar que las lagrimas hablen las palabras que no podemos…. y entonces decidimos no amar.

Dice San Agustín:

“Si no quieres sufrir no ames. Pero si no amas ¿para que quieres vivir?”

Por eso el reto del amor de hoy es SEGUIR AMANDO. No es mi intención que todos acabemos con ulcera de estomago y desquiciados de la frustración de amar y no poder y de esforzarnos y otro nuevo fracaso. Yo hoy propongo que le pidamos a Jesucristo este amor que nosotros no tenemos, un amor que no es humano sino que es un Don, ni esfuerzo, ni hipocresía, ni apariencia sino acogida de su amor y de su gracia. Es coger todas las armas, todos los escudos, todas nuestras razones y ponerlos a los pies de un sagrario, entregárselos a Jesucristo y después con las manos vacías, la cabeza despejada y el corazón sanado por Él, acoger su gracia, su amor y su paz. En Cristo si podemos seguir amando, puedo ir al encuentro del que huyo, o huir para evitar un problema, puedo sonreír, volver a servir, o tener una muestra de cariño. Seguir amando es aceptar que las cosas son como son y no como yo quiero que sean sino aceptar que sean como Dios quiera, aceptar y orar por el límite y la pobreza personal y de los que nos rodean y pedirle a Cristo que sea Él quien ame en nosotros. Seguir amando es orar cuando no se puede hacer nada o es mejor no hacer nada, orar en esa situación es amar. Por eso esto es un reto por que cada uno sabe donde ha dicho NO AL AMOR y hoy Cristo te dice YO EN TI SOY UN SÍ AL AMOR.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ama y haz lo que quieras


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es “AMA Y HAZ LO QUÉ QUIERAS” está es una frase de San Agustín, cuando empiece mi vida religiosa me costaba mucho entenderla, ya qué no sabía, lo qué era realmente el amor pero sí qué sabía lo qué era hacer lo que me diera la gana .

Pues bien hoy del amor nos va ha hablar una canción qué ha compuesto Sor María, ella delante del sagrario, ha nacido la canción del reto y es para todos vosotros qué cada mañana queréis vivir de Cristo en el Amor.

Sigue leyendo

Reto de Amor: llevar a Cristo al hermano que tenga junto a ti


Hola buenos días

Hoy domingo dia del Señor, dia de Resucitar. Os voy a compartir lo que me ocurrio anoche, ya estaba a punto de ir a completas cuando entro una llamada de telefono, era una amiga, con un problema, yo la escuche, la acogi, pero entendi que tenia que ir al oratorio y hablar desde allí y presentarle el Señor a mi amiga para que Él la hablara al corazón y entendiera el amor de Cristo hacia ella, que ya estaba salvada y que lo que tenia que hacer era acoger esta Salvacion GRATUITA.

Yo notaba que el Señor la estaba tocando el corazon y comprendi que el Amor nos hace lleva a las personas a Cristo Eucaristía, y en la cama recorde un cuento de Sor María que aqui os lo comparto:

Había una vez una partitura que vivía triste en un cuaderno, la había compuesto el autor con infinito amor, había expresado en ella lo más bello de su corazón, había sido pensada desde toda la eternidad, sencilla y hermosa, y un día fue creada en un desborde de amor. Pero algo horrible había ocurrido; nadie era capaz de interpretarla, lo habían intentado grandes músicos, y al no poder fueron añadiendo notas a la partitura, otros al ver su orgullo humillado, la despreciaron, y otros la dejaron por imposible. Al fin la partitura, empezó a ponerse triste, y añadir más silencios, entre sus espacios. Al pasar el tiempo, e ir de mano en mano, se doblaron las esquinas, las hojas se empezaron a romper; las demás partituras la miraban como algo raro, y ella poco a poco, con el tiempo, perdió la esperanza de que alguien la interpretara, y se volvió introvertida y tímida.

La tristeza, el hastío, y a veces el sin sentido, era la nota dominante de su vida, pero ella en aquella situación clamaba a Dios sin saberlo; que si Él era su creador, por favor diera sentido a todas sus notas.

Y Dios que es rico en misericordia y piedad, escuchó su voz suplicante, y un día, un viento fuerte entró por la ventana he hizo volar todos los papeles de la mesa, y la partitura voló por la ventana; el viento la mecía, la envolvía por todos los lados, y la fue llevando hasta la puerta de un Monasterio. La partitura se dejó llevar, aunque una vez allí enfrente del torno, no sabía que hacer, no sabía como había llegado, ni porqué estaba allí, pero… ¿qué podía hacer? Sin saber llamó al torno, la hermana tornera cuando abrió la puerta, no vio a nadie, solamente un papel sucio y arrugado, que a pesar del aspecto parecía interesante, y se lo guardó al bolsillo.

Sonó la campana para ir al coro y esta se fue, y en el tiempo de oración, volvió a sacar el papel, era una partitura de música que estaba un poco rota, y algunas notas no se leían bien. Tenía las esquinas dobladas, y parecía que estaba llorando. La hermana se fijó bien en ella, y le preguntó por qué lloraba; la partitura le contestó que porque durante toda su vida nadie la había sabido interpretar, y había sufrido mucho. Ahora ya estaba cansada, y no sabía que hacía ahí en un monasterio. La hermana la secó las lágrimas, la habló con cariño, e intentó interpretar las notas, pero no pudo, le habló de Jesucristo, y de cómo Él la podía ayudar, y dar sentido a sus notas. Esta cogió la partitura, y se la llevó a la Maestra de Novicias, a ver si podía ella interpretarla. La Maestra tuvo la partitura seis días, en el noviciado, habló con ella, escuchó su historia, la habló con cariño, le dio todo su tiempo, y todo su amor, e intentó interpretar todas sus notas, pero tampoco pudo…

Entonces la hermana tornera y la Maestra llevaron la partitura a las pies del Sagrario, pues sabían que solo Jesús era el único que podía interpretarla. Y allí a los pies de Jesús comenzó un diálogo de amor entre la partitura y el corazón de Cristo. Ella empezó por decirle, que estaba arrugada, sucia, que tenía trozos rotos, notas añadidas, notas borrosas, abundantes silencios, y sobre todo que nadie la había podido interpretar. Entonces Jesús la miró con cariño y la dijo: “Es que estás escrita en clave de amor, y este tipo de música solamente es para mi. Te he estado esperando mucho tiempo, ahora ábrete a mi y deja que yo de sentido a todas tus notas.”

Jesús cogió la partitura, curó sus heridas, arregló lo que no se veía, borró lo que sobraba, y sobre todo ello puso mucho amor, donde había desamor, llegando a amar hasta las notas más ocultas. Y como toque final, dio armonía y alegría a toda la partitura, y empezó a sonar una bella melodía, porque con el mismo amor que había sido creada, ahora era interpretada, porque solo el Amor es capaz de entender el dolor. La partitura no lo podía creer, ahora volvía a ser lo que el autor había creado con tanto amor, por eso reía, y reía, mientras todas las notas bailaban entre las líneas y los espacios. Entonces la partitura le pidió una última cosa a Jesús; le dijo: “Tu eres el único que puedes hacer que mi melodía sea siempre un himno de acción de gracias, por tanto amor”. Jesús la miró con más cariño, y le dijo: “Recibe mi Espíritu Santo, que hará que siempre suenes como un himno de gratitud”. Por último Jesús la ofreció un sitio dentro del Sagrario, allí a sus pies con la cabeza apoyada en su pecho, y sonando para Él por toda la eternidad.

“Quiero cantar el amor y la justicia, para ti es mi música Señor; ¿Cuándo vendrás a mi? ( salmo 100 )

Por ello hoy el reto del AMOR es llevar a Cristo al hermano que tenga junto a ti y te ¡aseguro que veras milagros, El lo hace todo tu confia.. Feliz domingo.

VIVE DE CRISTO