Reto de amor: las doce campanadas


¡Buenos días!

12 campanadas, uvas, fiesta, navidad

Hoy el reto del amor son las doce campanadas.

Te preguntarás que hacemos nosotras en este día? Te diré: pues orar, pasar el día con Cristo a los pies del Santísimo.
Hoy es día de retiro, pero no para hacer un examen de conciencia de todo el año y ver lo que ha estado mal o bien. Hoy le dedicamos a Cristo, por que queremos que nuestro tiempo sea Cristo, que nuestro 2013 y nuestro 2014 estén llenos del Señor. Y en este día lo único que esta permitido es dar gracias al Señor por todo y pedirle que te ilumine el año, para que le puedas ver en El.

Esta noche tendremos vigilia y a las 12:00 proclamaremos todas juntas el Credo la profesión de FE. Después la fiesta…. Uvas, juegos, fiesta…..
Hoy el reto tiene dos parte una dar gracias por el año y bautiza el 2013 con un acontecimiento que te ha marcado
Y la segunda parte es que a las doce hagas profesión de tu fe, puedes rezar el credo o también hacer la señal de la cruz para empezar el año en el nombre de aquel que te ama.

Hoy orare por ti en este día, te pondré a los pies del Señor a ti con tu familia, amigos… Y le pediré que en el 2014 sigamos caminando junt@s en El.
Feliz Año 2014
VIVE DE CRISTO

Reto de amor: habla a alguien de Cristo


¡Buenos días!

Sagrario

Hoy nos lleva al Señor, Cristina.

Hace unos días vino a vernos y me impresiono el cambio tan fuerte en su vida, el encuentro que ha tenido con Cristo, la manera de vivirlo y la manera de hablar de Él a todo el mundo. Por eso la pedí que nos compartiera su testimonio.

Y hoy el reto del Amor es hablar a alguien de Cristo.

Termina el año de la Fe. Para mí en el mismo lugar y desde luego como así lo ha querido Cristo.
Fui a Lerma un dos de noviembre a dar gracias por las oraciones por mi enfermedad, a partir de entonces todo ha cambiado. Los día 19 a 22 de noviembre de este año, estuve de nuevo con nuestras amigas, y de verdad no tenía intención de venir en estas fechas. Antes de emprender el viaje, una vez decidido, el día 19, leí las lecturas del evangelio de esos días, y me llevé una grata sorpresa: el 24 de noviembre celebración de Cristo Rey y clausura del año de la Fe. ¡Madre mía qué sorpresa me habían regalado!

Llegué a Lerma sin aspiraciones de nada, simplemente agradecimiento pero expliqué mi deseo de comulgar y termino este año, llena de fe, y llena de vida de Cristo y la Virgen. No hay más que abrirse, querer recibir y mirar con ojos de niño, lo demás llega. Y comienzas a llenarte, y comienzas a caminar junto a Cristo y la Virgen porque sí, notas que caminan contigo, te guían, y organizan tus pasos.

Yo solo decidí hacer caso a Sor Aroa, y abrir la puerta de mi corazón, ellos se han encargado de todo lo demás. Hace un año me negaba a tomar la comunión pese a mi deseo porque no sería capaz de asumir el compromiso, obligación de ir a misa los domingos. Las cosas por obligación no son buenas, al contrario producen efectos opuestos.

Hoy en día me levanto antes de las ocho con enorme alegría por ir a misa los domingos, disfruto ante el sagrario y santísimo y no hago más que preguntarme ¿por qué no me encontré antes con Él? ¿Por qué la gente está tan ciega de vivir sin mirar con sus ojos, hablar con sus palabras, y amar con su corazón? Hay algo que me hace incluso daño al pensar ¿Por qué no todo el mundo es capaz de sentir su amor, por qué viven lejos de Él? Es algo que últimamente que me pregunto mucho y no paro de pedirle: que su amor llegue a todos, que todos les descubran.

Es fácil dirigirnos a los que creen pero qué bello es hablar de Cristo o la Virgen a aquellos que todavía no les conocen, qué bello poder decirles he rezado por ti aunque no lo sabías, que creas o no me da igual, pero me alegro que todo esté mejor. Y entonces cuando te dicen que la religión te puede llenar como a otros el yoga entonces contestar, No, no te equivoques, es que Cristo está vivo y para sentirlo solo debes de abrir tu corazón y decirle que le buscas. Sin saber que vivía en el año de la Fe, me he llenado totalmente de Él. Ahora solo queda caminar. Te invito a que con tus gestos muevas los corazones no solo de los que creen, que es fácil, sino de los que no creen o nunca se han planteado su presencia real

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: mirar como miraba la Virgen María


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Aroa que paséis un feliz día.

Ver con la mirada de la Virgen María

Buenos días amigos hoy el reto del amor es mirar como miraba la Virgen María. Me siento profundamente agradecida por haber sido elegida para vivir la vida contemplativa pero esto que voy a decir no es solo para que lo vivas las monjas sino para todos y para este momento de tu vida en que estés pasando. Y me refiero a que hoy le dediques una mirada a Cristo como le miraba María su madre.

Nuestro querido beato Juan Pablo II decía que María desde que nació su Hijo su mirada siempre llena de adoración y asombro no se apartó jamás de Él. Con lo cual es una invitación a que si Cristo a nacido dentro de ti no le quites la mirada como hizo María. La mirada de María a veces era una mirada interrogadora preguntado a Jesús “¿Por qué nos has hecho esto?” Otras veces con una mirada penetrante llegando a percibir sus sentimientos escondidos e intenciones que ella desconocía. Otras veces con una mirada dolorida sobre todo bajo la cruz, otras veces con una mirada radiante por la alegría de la resurrección y finalmente una mirada ardorosa por la efusión del Espíritu Santo en el día de pentecostés.

María nos enseña que ella en todos los momento de su vida pasara por el momento que pasara no apartaba los ojos de Cristo. Hoy el reto del amor es mirar a Cristo, en un crucifijo, en una medalla, en el sagrario, expuesto en el Santísimo ya sea en su presencia real o en un imagen y mirándole a Él le presentes aquello que tienes en tu corazón, sea alegría o pena, sea amor o indiferencia…y pedirle unos ojos nuevos, una mirada como María para poder reconocer que es Cristo quien está detrás de todas nuestra historias.

¡Vive de Cristo!