Reto de amor: buscar la relíquia


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es buscar la reliquia.

Hace unos meses una persona me comento que ella tenía de su padre, una reliquia de Santo Domingo de Guzmán. Yo me quede alucinada ya que el es nuestro fundador, no podía dar crédito a lo que me estaba contando. En la siguiente visita me la trajo y me la regalo, me dijo: es un recuerdo de mi padre, pero quiero que la tengas tú.

No me lo podía creer. La cojo en mis manos y …..
La reliquia está dentro de un relicario, te cuento. Por fuera es un Cristo Crucificado, en la parte de arriba tiene una rosca que sí la abres deslizas el crucifijo hacia la desecha y dentro encuentras la reliquia.

Para mi el tesoro era la reliquia pues la verdad el crucifijo es un poco tétrico, es de metal y madera negra, típicos de una época. Al principio no me importaba, pero pasa el tiempo y me doy cuenta que sí realmente quiero lo que contiene tengo que transformar el relicario, empiezo a pensar como quitarle ese tono negro y después de muchas vueltas me quedo con la solución de dar al crucifijo un baño de plata. Mis padres se lo llevan y ahora está en manos del relojero que decidirá que se puede hacer.

Hoy Cristo te da la mano para entrar en tu interior, en tu relicario y encontrar el tesoro de tu reliquia. No tengas miedo, ya se que es más fácil quedarte en lo exterior, en lo superficial, pero el relicario no es lo auténtico, lo que te da la felicidad es lo que tienes dentro de ti, no tengas miedo a sacarlo. Cristo quiere darte un baño de Plata y transformar tu vida. Pero necesita que tu quieras, necesita tu libertad, necesita que tú le dejes. Es verdad que muchas veces nos cuesta abrir nuestro relicario, nos cuesta confiar en Cristo nuestra vida, pero sólo cuando le dejas hacer a Él eres feliz.

Te deseo que en el día de hoy mires dentro de ti y veas tu reliquia y te dejes platear por el que te creo.
Que pases un feliz día.

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (31/05/2013)


Día litúrgico: 31 de Mayo: La Visitación de la Virgen

Visitación

Texto del Evangelio (Lc 1,39-56): En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!».

Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como había anunciado a nuestros padres- en favor de Abraham y de su linaje por los siglos». María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.

 

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Misericordioso, en la Virgen María pusiste tus ojos porque siempre fue pura de corazón, y la hiciste participe de la Grandeza de la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo, que vino a redimir a todos los hombres. Y nos dejaste a María como nuestra madre, desde la Cruz. Intercede Madre para que nuestro corazón sea humilde como el tuyo, y sepamos apreciar como Cristo nace en él, que la envidia, la soberbia se aparte y no convivan con la Grandeza del amor que Cristo tu hijo nos ha dado y que hagamos por intercesión tuya un corazón de carne para amar y esperarlo todo, por ti y por tu Hijo. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Alberto, Raquel, Angelines,Ramiro, Adrian, Eva,  Dani, Evelyn, Mª José, Alberto,  Margarita, Juan Antonio, André, Luz María, Francisco, Miriam, Jenny, Juan Manuel, Laura, Elisa, P.Luis, P. Bernard, Adriana, Almudena, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por los sacerdotes.
  • Por el Papa Francisco.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por la ciudad de Badalona
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.

Contemplar el evangelio de hoy (08/02/2013)


Día litúrgico: Viernes IV del tiempo ordinario

Quiero que ahora mismo me des, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista

Texto del Evangelio (Mc 6,14-29): En aquel tiempo, se había hecho notorio el nombre de Jesús y llegó esto a noticia del rey Herodes. Algunos decían: «Juan el Bautista ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él fuerzas milagrosas». Otros decían: «Es Elías»; otros: «Es un profeta como los demás profetas». Al enterarse Herodes, dijo: «Aquel Juan, a quien yo decapité, ése ha resucitado». Es que Herodes era el que había enviado a prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, con quien Herodes se había casado. Porque Juan decía a Herodes: «No te está permitido tener la mujer de tu hermano». Herodías le aborrecía y quería matarle, pero no podía, pues Herodes temía a Juan, sabiendo que era hombre justo y santo, y le protegía; y al oírle, quedaba muy perplejo, y le escuchaba con gusto.

Y llegó el día oportuno, cuando Herodes, en su cumpleaños, dio un banquete a sus magnates, a los tribunos y a los principales de Galilea. Entró la hija de la misma Herodías, danzó, y gustó mucho a Herodes y a los comensales. El rey, entonces, dijo a la muchacha: «Pídeme lo que quieras y te lo daré». Y le juró: «Te daré lo que me pidas, hasta la mitad de mi reino». Salió la muchacha y preguntó a su madre: «¿Qué voy a pedir?». Y ella le dijo: «La cabeza de Juan el Bautista». Entrando al punto apresuradamente adonde estaba el rey, le pidió: «Quiero que ahora mismo me des, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista». El rey se llenó de tristeza, pero no quiso desairarla a causa del juramento y de los comensales. Y al instante mandó el rey a uno de su guardia, con orden de traerle la cabeza de Juan. Se fue y le decapitó en la cárcel y trajo su cabeza en una bandeja, y se la dio a la muchacha, y la muchacha se la dio a su madre. Al enterarse sus discípulos, vinieron a recoger el cadáver y le dieron sepultura.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, hay que vivir cada día como si fuera el último, como le pasó a Juan el Bautista que pidieron su cabeza, y ese fue su ultimo día de vida, es por ellos que hay que hacer el bien que podamos hoy porque el amor de Dios nos llega cada día no podemos dejar las cosas para otro momento. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Contemplar el evangelio de hoy (22/12/2012)


Día litúrgico: Feria privilegiada de Adviento: 22 de Diciembre

ha puesto los ojos en la humildad de su esclava

Texto del Evangelio (Lc 1,46-56): En aquel tiempo, dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia —como había anunciado a nuestros padres— en favor de Abraham y de su linaje por los siglos».
María permaneció con Isabel unos tres meses, y se volvió a su casa.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Bendita seas por siempre Madre que diste a luz a nuestro Dios, que todas las generaciones tendremos la salvación por que te dejaste hacer y creíste. Madre intercede por todos los que hoy cometen tropelias y no tienen la fuerza de creer como tu lo has hecho. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Gemma, Sara, Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por que nuestro corazón sea el pesebre que acoja el nacimiento de Jesús.
  • Por que siempre seamos humildes como la esclava del Señor

San Lucas Evangelista


San Lucas

Nadie ha merecido como San Lucas el título de Evangelista, de mensajero de la Buena Nueva; no ya porque el historiador de Cristo, en el tercer Evangelio, se convierte enseguida en los Hechos de los Apóstoles, en el historiador de la Iglesia naciente, de la difusión del mensaje cristiano al mundo, sino, ante todo, porque en su estilo de griego y de literato, el mensaje de salvación canta un auténtico himno de acción de gracias, de alegría y de optimismo.

Lucas no minimiza nunca la Cruz – a él se debe la descripción más detallada de la agonía de Jesús – pero en el predomina el gozo: desde el nacimiento de Juan, con el cual – “muchos se alegrarán” a la evocación de los discípulos, que tras la Ascensión “volvieron a Jerusalén con gran alegría”, pasando por el relato de la pecadora perdonada y del Hijo Pródigo, todo en él es un triunfo de la vida y del amor.   Los Hechos están bañados por la misma luz: “…los creyentes celebraban la fracción del pan en las casas y comían juntos alabando a Dios con alegría y de todo corazón…” (Hc. 2, 46). “…En el grupo de creyentes todos pensaban y sentían lo mismo….” (Hc. 4, 32).

Lucas que se unió fielmente al alma de San Pablo y permaneció junto a él aun en sus cadenas, el cantor de la mansedumbre de Cristo – como le llama el Dante -, captó desde el principio el universalismo del mensaje de amor que Jesús había confiado a los suyos.

El Salvador que nos presenta este hombre llegado del paganismo es claramente “luz para alumbrar a las naciones”. (Lc. 2,32)   El único de los evangelistas que no era judío, sino gentil, quizá natural de Antioquía y que parece que fue médico de profesión. Discípulo de san Pablo (quien le alude en la carta a los colosenses como «…Lucas, el médico amado….»), le acompañó en sus viajes y tal vez se encontraba con él en Roma cuando sufrió martirio; poco más se sabe, aparte de que escribió el tercer evangelio y los Hechos de los apóstoles.

Según remotas tradiciones, después de la muerte de Pablo predicó la buena nueva en Egipto y en Grecia, y debió de morir en este último país, quién sabe si crucificado en Patras, como algunos suponen. Su símbolo es el buey, porque su evangelio empieza con el sacrificio de Zacarías en el Templo, y desde tiempo inmemorial es patrón de médicos y cirujanos.

Como evangelista tiene un rasgo muy peculiar sin duda debido a su condición de gentil que escribía para cristianos de cultura griega, hace muy pocas referencias a la ley mosaica y es el que más insiste en el alcance universal de la salvación, mostrándose también en eso fiel discípulo de san Pablo.

……………………………………………………………………………………………………………………

El Evangelio según San Lucas 

El autor del tercer Evangelio, San Lucas, el médico, era un sirio nacido en Antioquía, de una familia pagana. Tuvo la suerte de convertirse à la fe de Jesucristo y encontrarse con San Pablo, cuyo fiel compañero y discípulo fue por muchos años, compartiendo con él hasta la prisión en Roma.

Según su propio testimonio ( 1, 3), Lucas se informó «…de todo exactamente desde su primer origen …«. No cabe duda de que una de sus principales fuentes de información fue el mismo Pablo y es muy probable que recibiera informes también de la Santísima Madre de Jesús, especialmente sobre la infancia del Señor, que Lucas es el único en referirnos detalladamente.

El es, pues, precisamente por sus noticias sobre el Niño y su Madre, el Evangelista por excelencia de la Virgen.   Pero Lucas posee además una característica muy llamativa que ha dado origen a una curiosa leyenda: es el que más habla de la Virgen, quizá porque la trató personalmente (por ejemplo, es el único que cuenta la Anunciación), y de ahí que atribuyéndosela habilidades de pintor se supusiese que pintó un retrato de Nuestra Señora.

Aunque los supuestos retratos sean muy tardíos (el más famoso, que se conserva en la Capilla Paulina de Santa María la Mayor de Roma, es un icono del siglo XII), los pintores le tienen también por patrón celestial y se encomiendan a él como al artista que tuvo el máximo modelo de hermosura humana.

Lucas es llamado también el Evangelista de la misericordia, por ser el único que nos trae las parábolas del hijo pródigo, de la dracma perdida, del buen samaritano, etc.   Éste tercer Evangelio fue escrito en Roma à fines de la primera cautividad de San Pablo, o sea entre los años 62 y 63. Sus destinatarios son los cristianos de las Iglesias fundadas por el Apóstol de los gentiles, así como Mateo se dedicó más especialmente à mostrar à los judíos el cumplimiento de las profecías, realizadas por Cristo.

Por eso, El Evangelio de San Lucas contiene un relato de la vida de Jesús que podemos considerar el más completo de todos y hecho à propósito para nosotros los cristianos de la gentilidad.

Se afirma que Lucas evangelizó Acaya y Bitinia, donde habría sellado con su sangre la verdad del Evangelio.


Oremos

Señor Dios, que elegiste a San Lucas para que, con su predicación y sus escritos, revelara al mundo tu amor hacia los pobres, concede a quienes nos gloriamos de ser cristianos vivir unidos con un solo corazón y una sola alma y haz que todos los pueblos lleguen a contemplar a tu Salvador. Que vive y reina contigo.

San Ignacio de Antioquía


San Ignacio de Antioquía

image Saber más cosas a propósito de los Santos del día

San Ignacio de Antioquía 
San Ignacio de Antioquía firmaba el 24 de agosto la carta que escribía, hacia el año 110, a los cristianos de Roma, a la Iglesia «que preside en la caridad», suplicándoles que no hicieran valer su dignidad para alejarle del martirio:  «Dejadme que reciba la luz pura. Mi deseo terreno ha quedado crucificado, y ya no queda en mí sino un agua pura que murmura: Ven hacia el Padre», «Contentaos con pedir que tenga fuerza, a fin de que sea cristiano no sólo de nombre, sino en la realidad».   Al tratar de Ignacio de Antioquía no es que se hable de él, se le escucha, puesto que confió a las páginas que escribió camino de su martirio uno de los más hermosos cantos que jamás hayan salido de un espíritu humano.   Himno de amor a Cristo y a su Iglesia; Ignacio nunca separa ambas cosas. Para él la señal infalible del amor de los bautizados hacia el Señor y la presencia del Espíritu en ellos consiste en la unidad de cada una de las Iglesias en torno a su obispo, y la de todas ellas en la única Iglesia:  «No tenéis que tener sino un solo sentir con vuestro obispo», escribe a los Efesios.   Les felicita, por otra parte, pues se encuentran estrechamente unidos, «como la Iglesia lo está con Jesucristo y Jesucristo con su Padre, dentro de la armonía de la unidad universal.».   Muy famoso entre los primeros mártires, quizás sirio de origen, probablemente discípulo de los apóstoles, y el cristiano de mayor reputación en tierras de Oriente después de la muerte de san Juan. Por eso debió de ser llamado como obispo a la sede de Antioquía, que había presidido el propio san Pedro.   La verdad de san Ignacio no está en esta identificación, sino en el hecho bien documentado de su largo viaje hasta la muerte, después de su condena, desde Antioquía a Roma, pasando por las costas de Asia Menor y Grecia, con una parada en Esmirna.   Su destino era morir en el circo romano para celebrar los triunfos del emperador Trajano en la Dacia, y en el curso de la navegación escribe cartas que son uno de los testimonios más impresionantes de la fe ante el martirio que nos ha legado la Iglesia primitiva; en especial la que dirige a los fieles de Roma, pidiéndoles que no intercedan por él a fin de que «nada me impida ahora alcanzar la herencia que me está reservada».   Custodiado por feroces guardias, «los diez leopardos», como él dice, Ignacio, sin alardes de jactancia ni gestos estoicos, ve la vida y la muerte como cosas entregadas, que casi no le pertenecen.


Oremos 
Dios todopoderoso y eterno, que has querido que el testimonio de los mártires sea el honor de todo el cuerpo de tu Iglesia, concédenos que el martirio de San Ignacio de Antioquía, que hoy conmemoramos, así como le mereció a él una gloria eterna, así también nos dé a nosotros valor en el combate de la fe. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

 

San Calixto


San Calixto I

image Saber más cosas a propósito de los Santos del día

San Calixto I  
Calixto I, Papa, que fue esclavo, director de banca, condenado a las minas de Cerdefía, luego diácono y por fin secretario del Papa Ceferino. Y que después de haber sido elevado a la silla de Pedro, tras unos pocos años de tormentoso pontificado, murió seguramente en una algarada popular, obra de paganos, que se supone le arrojaron a un pozo en el Trastévere, cerca de donde hoy se levanta la antigua basílica de santa María in Trastévere, ¡juxta Calixtum.   Pero todo eso lo sabemos por su acérrimo enemigo, san Hipólito – sí, también entre los santos hay discusiones y riñas como para pasar a la historia, – apasionado polemista que es muy probable que retuerza los hechos contra él.   Sabemos que organizó también la catacumba de la Vía Apia que lleva su nombre, donde se enterraron multitud de papas, aunque no él mismo, y que intervino con prudencia y acierto en las disputas trinitarias.   Sin embargo, este Papa remoto de perfiles oscurecidos por el tiempo, con una vida tan agitada y que fue el centro de una controversia durísima y fundamental, se nos hace simpático y cercano por su firme actitud contra el rigorismo que representaba ciegamente san Hipólito.   La pregunta era: ¿Hay pecados imperdonables? Según Calixto, no, y ¡cuántos ataques y sarcasmos llovieron sobre él acusándole de laxitud!   Hay que perdonar setenta veces siete, dice el Evangelio, es decir, sin limitación, es la única doctrina segura y fue la que defendió este papa (no fue el único ni mucho menos, recordemos a Cornelio y a Cipriano [ 16 de septiembre] ).   Aunque siempre ha habido católicos fanáticos que se complacían imaginando a casi todo el mundo entre las llamas del Infierno, en sus mejores figuras, la Iglesia ha sido madre de misericordia frente a puritanos, abriendo de par en par las puertas del perdón, a semejanza del padre del hijo pródigo.


Oremos  
Atiende, Señor, con bondad las plegarias de tu pueblo y, por la intercesión del Papa San Calixto I , cuyo martirio hoy celebramos, concédenos la ayuda necesaria para nuestra vida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.