Reto de amor: tu caña y tu pescado


Hola,buenos días, hoy el reto del amor es confiar que lo que tienes en el corazón no te lo has creado tú, sino que es Cristo el que te lo ha puesto.
Hace unos días estuvimos montando el invernadero.

Quedó genial y todo listo para empezar con el cultivo, pero… ¿por dónde empezar? No teníamos más que el deseo fuerte en el corazón y por lo tanto mucha ilusión, ahora nos quedaba escuchar con atención por dónde el Señor iba a seguir conduciéndonos. Y sí, Cristo movió el corazón de un amigo y nos ha regalado, mesas de cultivo, estanterías, tierra, instrumentos para trabajar, semillas, carretillas, una caseta para hacer las cremas y pócimas… ¡Todo está ya de camino! El Señor no nos regalaba el pez sino la caña para pescar.

Sinceramente, nuestra juventud nos llevaba a ser impacientes y a querer ya la planta cultivada, seca y lista para hacer experimentos curativos. Pero los caminos del Señor apuntaban a la caña; el pez, después. Pero el estilo de Dios es a lo grande y si tú te fías de Él, Cristo te lo da todo. ¡Pero todo es todo!

Muchas veces nos falta confianza y nos conformamos con la caña, hoy te animo a que le pidas a Cristo el pez. Jesús te ama con locura, se ha hecho hombre por ti, ha muerto y ha resucitado por ti, para que tú tengas vida y vida en abundancia. Él no quiere que vivas resignado, quiere que seas feliz.

Total, que el sábado teníamos visitas de unas familias de Vitoria y los que lo organizaban, Vicente y Rosa, dos días antes me llaman diciéndome que un sacerdote mayor se ha ido a la residencia y que era muy aficionado a las plantas medicinales, que lo ha dejado todo en su casa y que el sacerdote que ha llegado detrás lo quiere regalar, pero no sabe a quién, que si lo queremos. Increíble, pero cierto: aparte de la caña llego el PEZ. Sí, además al estilo de Dios, desbordando en cantidad… Nos quedamos sin palabras, sólo brotaba del corazón un gracias Señor. Ahora sí podemos empezar por el final, ya tenemos las plantas secas, en sus cajas, ordenadas y esperando para ser tratadas, libros para estudiar y el alambique para hacer la esencias con su probeta de medida.

Éste es nuestro Dios no un Dios de muertos sino de vivos, pero para que veas actuar a Cristo en tu vida necesitas la CONFIANZA, sin ella nada es posible.
Hoy el reto del amor es que le cuentes a Cristo cuál es tu caña y cuál tu pescado y que le pidas ojos para ver cómo ya lo tienes junto a ti; no dudes, si crees verás milagros.
Te deseo un feliz día.

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Reto de amor: no lleves tu el peso mucho tiempo


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Israel. Que pases un buen día.

El reto de hoy es: “no lleves tu el peso mucho tiempo”.

Ayer vivimos un día intenso. Nosotras trabajamos en cerámica, y ayer nos trajeron dos furgonetas cargadísimas de moldes, con los que se hace el barro artesanal. Son moldes de escayola o de exaduro, de todos los tamaños.

Total, que ayer todas manos a la obra. Había que descargar la furgo, y acoplarlo en la sala del barro. Para ello metieron la furgo en la huerta y abrieron las ventanas de la sala del barro, que pega justo a esa entrada.

Claramente había dos opciones: o coger un molde y llevarlo hasta la ventana, o hacer una cadena. Y enseguida nos dimos cuenta de que teníamos que trabajar en equipo. ¡Fue impresionante que bien nos complementó el Señor!, porque somos monjas de todas las edades, y claro, no todas podían coger grandes pesos.

Decidimos hacer dos cadenas, una de pesos ligeros, y otra de más peso, de forma que una se metía en la furgo y desde ahí se lo pasaba a la de fuera. Esta repartía moldes a derecha o izquierda según el peso, y éstas a su vez a las siguientes, y así hasta llegar a la ventana, donde dentro se encontraban otras dos hermanas que los cogían y los iban colocando.

Fue un rato precioso, que nos llevó a ver como disfrutamos todas juntas, y el regalo que nos hace el Señor poniéndonos personas con las que vivir cada acontecimiento de la vida.

Muchas veces es uno mismo el que prefiere chuparse todo el peso. Pues si hubiéramos hecho como la primera opción, habríamos cargado peso en tramos muy largos, y uno solo. Mientras que al hacer cadena, no te movías del sitio y el peso, solo lo cargabas un momento.

En el día a día es igual, puedes cargar tu con todo o decidir dejarte ayudar. Puedes seguir queriendo cargar con tus pesos más interiores y profundos, pero hoy Cristo te vuelve a decir: “entrégamelos a mí, que soy yo quien puede llevarlos”. Y te podrá personas en tu día para que puedas hablar, compartir, y que te lleven a Él. Si experimentas el alivio de contar con los demás, te darás cuenta de que tu también eres alivio en el caminar de muchos.

¿hacemos equipo?

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ¿y tu quién eres?


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Julia. Que pases un feliz día

Ayer buscando por los museos del monasterio encontré algo muy escondido, estaba guardado de forma que era casi imposible encontrar. Lo saqué con cuidado y ví que era un espejo, no entendía por qué tanto cuidado en esconderlo…del mango colgaba una nota en la que ponía “¿quién eres?”. Lo cogí con cuidado ¡menudo ayazgo! Bajé las escaleras y me crucé con una monja, le sonreí queriendo ser simpática, me miré en el espejo y  en lugar de la sonrisa salieron unas letras en las que ponía:” no has sonreído de verdad”. Poco más tarde otra me explicó una cosa y yo queriendo parecer lista le contesté “ya lo sabía”, me miré al espejo y de nuevo unas letras, esta vez decían “no lo sabias”. Nos pidieron hacer una cosa,la hice a todo correr  y el espejo me dijo “solo querías quedar bien, ser la primera”,  todo el día dando, ayudando…iba a venir una visita, pedí tiempo para mi y el espejo me dijo “quizá no seas tan generosa”…cogí el espejo, corrí escaleras arriba y lo volví a esconder en su sitio. En el veía la realidad, mi interior sin máscaras y me asusté…me di cuenta que vivía de la imagen que daba y que encima me creía ser esa que pretendía ser. Me asusté de mi misma.

Bajé a la oración desconsolada del pequeño monstruito que había descubierto y el Señor se sentó a mi lado, señaló a la Cruz y me dijo “Yo te quiero así, esa Cruz fue por tí, por que te amo, entregame todo aquello que te asusta de ti, todo con lo que no puedes y te lo devolveré resucitado”. Corrí a por el espejo, lo cogí con decisión, ahora lo llevo en el bolsillo y cada vez que dice algo, le sonrio, esa soy yo. ¿y tu?¿quien eres? ¿vives de la imagen? ¿te da miedo verte por dentro? Hoy te dejo el espejo, guardatelo en el bolsillo y entrega a Cristo todo lo que te cuesta de ti, de lo que ya no quieres vivir y Él se encargará de hacer una persona nueva….que tu forma de actuar y tu interior caminen juntos, no tengas miedo a mirarte, no te asustes, Él te quiere así con pobrezas incluidas no intentes ser diferente.

Cuando pierdas el miedo a mirarte, a saber quién eres y te ames con la pobreza que encuentres, también al otro le tratarás con amor y misericordia, acogerás a todos, aquellos que llevan el espejo en el bolsillo, no te molestaran sus imperfecciones ni exigirás una perfección que ni tu puedes alcanzar¿tú quién eres?.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: el ritmo de un caracol.


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Sión. Que pases un feliz día.
SUBE MÁS ALTO

Hacía ya unos 3 días que Nabuconodosor se había escapado. Yo ya tenía bastante asumido que teníamos un inquilino descontrolado perdido por la galería de flores. Eso si no le daba por emigrar camino de las celdas… Nadie se había quejado, pero hay que reconocer que no es un pensamiento agradable. Afortunadamente, ayer Israel entró muy sonriente en mi celda y me dijo:
-Ya he encontrado tu caracol…

Este caracol y yo nos conocimos cuando él ya estaba sentenciado a muerte. Le habían pillado “in fraganti” merendándose las lechugas del huerto del monasterio. Finalmente, y por misericordia del Señor, el caracol acabó en una caja en nuestra galería.

Como te contaba al principio, después de un par de días desaparecido, Israel lo ha encontrado… ¡subido en un adorno! El adorno en cuestión es una ranita de plástico que en la base tiene un alambre fino y muy largo, para clavarlo en la tierra de un tiesto. Créeme, no es una cosita pequeña. Y ver a Nabuconodosor como un escalador descansando en la cima, ¡es de lo más curioso!

Recordando esta imagen en la oración, he descubierto al Señor… ¡detrás del caracol!

Hoy el reto del amor es imaginar el ritmo de un caracol. Todos estamos firmemente convencidos que estos animalitos son unos bichitos lentos… pero su paso es firme, seguro. Van poco a poco, sí, pero al final logran subir a cualquier sitio, por imposible que parezca. ¡Así es Cristo! A veces puede dar la sensación de que “no está haciendo nada…”. Sin embargo, sólo está trabajando a su ritmo, firme, seguro. No importa lo largo y resbaladizo que sea el alambre que tienes en tu interior, o lo inmensa que es la rana que tienes después. Aunque no lo veas, Cristo va, poco a poco, escalando por tu interior, deseando coronar tu cima.

Hoy en la oración, preséntale todas esas montañas de tu interior que sientes como insuperables. Déjalas en sus manos, dale tiempo y verás maravillas, porque… ¡ya las está conquistando! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ¿Que tienes en tu camión?


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Inés, que pases un feliz día.

EL CAMIÓN DE LA FRUTA.

Hace mucho tiempo que cada miércoles al abrir la puerta del convento siento una gran admiración por los hombres del camión de la fruta ; me explico: cada miércoles en la plaza delante del convento, hay mercadillo, y ya aplaste el sol en verano o caigan chuzos de punta en invierno, ahí están como clavos a tempranas horas de la mañana. Cuando más me admira es con estos fríos heladores, cuando se ven los tejados y los coches blancos de hielo, o llueve a cántaros; y ahí están ya con su camión y sus mesas y la fruta extendida.

Intento adivinar su actitud observando por un momento sus gestos y los veo serenos , cumpliendo su deber y recios de espíritu y de voluntad; comprendo que es su trabajo, el sustento de su familia y que, aun siendo duro, lo hacen felices de poder trabajar, es su vocación y Cristo les da la gracia necesaria. Pero a mi esto me va calando y me enseña a ver lo que uno es capaz de hacer cuando tiene una noble motivación y los admiro.

Por supuesto que lo traslado a mi vida concreta ¡¡cuántas veces por mucho menos yo me hago de rogar, o me crezco de haber hecho , o no hago con alegría mis oficios cotidianos, o… !! y me acuerdo de los del camión de la fruta.

Pero hay mucho más. El miércoles pasado hacía un frío especial y mi corazón recibió una nueva luz: veía lo de siempre, con la admiración de siempre, pero me di cuenta de la actitud de ESPERA en estos hombres , la plaza estaba desierta de gente y ,sin embargo, ellos extendían su fruta con energía y esmero; sabían que la gente vendría .

De pronto yo recordé el pasaje evangélico de “las vírgenes” las que esperaban a su Señor a la puerta del Banquete con las lámparas. Me sentí interpelada , oye, y tu ¿cómo inicias tu día, cómo extiendes tu mesa, qué actitud late en tu corazón , cómo es tu espera, tienes a punto tu lámpara y tu aceite para entrar en el momento que se abra la puerta ?

En ese momento yo acabo de vivir la Eucaristía, llevo literalmente a Cristo dentro de mi, y se me encendió el fuego del deseo de vivir cada instante en Su presencia, en actitud de adoración, en la alegría de plantarme por la mañana y extender mi tenderete y gritar a todos los que pasen, como un vendedor :”Cristo te ama, sé Feliz, prueba a dejarle entrar en tu vida.” Porque entonces experimentaremos que ” ni el frío, ni la espera, ni el esfuerzo ni …nada nos podrá separar del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús.

El reto de hoy es claro : ¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: los tiempos de Cristo


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Inés. ¡Que pases un feliz día!

ILUSIÓN RENOVADA.
Estos días van siendo especiales entre tener que retomar el “Tiempo ordinario” y superar el desplome de la gripe, añadido el desgaste personal que todo esto supone, más la aventura que cada uno llevamos dentro, me está haciendo descubrir con gran alegría que el Señor sigue ocupándose de cada uno de nosotros, de mi y de todo lo mio; que cuando la ilusión parece desgastarse, a costa de luchar con mis propias fuerzas y me entran ganas de parar y vegetar simplemente; entonces reconozco que estoy y soy pobre, que nada puedo cambiar y que eso no depende de mi.
Cuando las cosas, acontecimientos y personas siguen su rumbo y su ritmo y yo me había montado en un tren que no era el mio queriendo que la realidad se ajustara a mi conocimiento y comprensión; entonces, al encontrarme la frustración , el desánimo y la falta de ganas de luchar sale Cristo a mi encuentro y se me acerca, me da la mano y me dice: ” no temas gusanito de Israel, Yo estoy contigo, te he creado con y por Amor, te he regenerado poniendo Todo junto a tu nada; no tienes que poder, ni querer, ni juzgar, ni entender; sólo tienes que dejarte querer por Mi y escuchar secundando Mi Palabra; Yo tengo preparado en Mi Corazón todo lo que necesitas para ser plena, déjate querer y busca lo que tengo para ti.”

Bueno, es una experiencia que se va repitiendo en la vida, siempre con su propia originalidad; y es impresionante la ORIGINALIDAD DE CRISTO, porque Él genera Vida Nueva de continuo para mi ya que Él es Amor y el Amor consiste en una eterna Novedad presente.
Pues sí, de nuevo me ha devuelto la ilusión por Él y Sus cosas como centro, medio y meta de toda mi vida; me está regalando una apertura y deseo de escucharLe y caminar ocupándome de aprender cómo es Él y como se manifiesta, cómo quiere que lo vivamos en Comunión, cómo comunicarlo a los demás. Y, claro, con el deseo Él proporciona los medios y te lo pone en bandeja: nos ha llegado la posibilidad de hacer Teología desde aquí y me ha encendido el corazón de ganas de conocer más y mejor a Cristo y todo lo suyo.

Hoy el Reto es: Fíate de que Cristo lleva tu vida y no mires tu tiempo, sino el Suyo. Dejarle hacer Su obra en ti y en los que te rodean.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: entregarse a la misión


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Israel. ¡Qué pases un feliz día!

Hoy es sábado, y parece que eso de estar en fin de semana es como si fuese un día de descanso, un día “para mi y mis cosas”. Pero hoy tengo una buena noticia para ti, ya no tienes que quedarte solo, hoy no tienes que cuidar resignado de tus hijos o, si te toca, ir a trabajar como un vagabundo que le gustaría hacer otra cosa.

Tengo una buena noticia, hoy el Señor te espera, te quiere encomendar una misión. Desde que te levantes hasta que te acuestes te va a ofrecer miles de oportunidades para entregarte a la misión, a Él, y a los demás.
Seguro que nada mas levantarte tu familia requiere de tu ayuda, aunque sea la cosa más sencilla del mundo, como ir a la compra, hacer un recado, o alguien te pide cuidar de los niños. No importa, hoy es para ti tu misión.
Y tienes dos opciones querer o no querer. No importa cual te guste de buenas a primeras (que suele ser NO, (a las monjas también nos pasa)), sino que salgas de ti mismo y descubras que es una misión, que Cristo te llenará de alegría, y el día estará lleno de inesperadas sorpresas.

Hoy no hagas las cosas sin mas, como si de cualquier día se tratase. No te quedes en el sofá, pues te perderás la Alegría de vivir, la sencillez de darte a los demás.
Y me preguntará, ¿por qué tengo yo que hacer esto? Y hay respuesta. No es que tengas que hacerlo, puedes quedarte como un sábado más, pero has de saber que hay una Persona que te habla a gritos intentando hacerse escuchar, intentando decirte que no estás solo, que Él te sigue esperando, que está deseando que hoy experimentes Su Amor.

Pero, ¿de verdad quieres experimentarlo?
Hoy el reto del Amor es entregarte a la Misión.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: Dar gracias al Señor por tus amigos


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Aroa. ¡Qué pases un feliz día!

Buenos días amigos. El reto del Amor de hoy es que des gracias al Señor por tus amigos.
La amistad es un Don tan precioso que no dejo de dar gracias al Señor por el amor que pone en mi corazón respecto a mis amigos.

Estoy aprendiendo que es un arte vivir desde la acción de gracias y desde el Amor, pero también vivir una amistad en Cristo.
Hay tres peligros que acechan para destruir el Don de la amistad. Un enemigo es la envidia que puede corromper la belleza de la amistad; otro enemigo es la ambición que puede corromper los lazos que nos unen; la verdadera amistad también tiene que pasar por el crisol de la purificación, donde se eliminan intereses y egoísmos y queda el Amor mas puro y Cristo en medio.

Aquellos amigos que son puestos a prueba y no ceden al desánimo, a pesar de la falta de correspondencia. No caen en el juicio a pesar de recibir golpes. No creen a la mentira que siempre viene oportunamente en el momento en que mas débil estás. Aquellos amigos que se muestran constantes en la amistad realmente tienen un tesoro incalculable. El reto del Amor de hoy es que pienses en un amigo y le veas como un pájaro, que le dejes volar y disfrutes con su vuelo. Si es un gato busca le las cosquillas para que se ría. Y si es de esos que les gustan las sorpresas pues hoy dale una sorpresa, pero sobre todo pídele al Señor que sea Él quien esté en medio de los amigos y que el amor de Cristo corra por los dos corazones.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: las doce campanadas


¡Buenos días!

12 campanadas, uvas, fiesta, navidad

Hoy el reto del amor son las doce campanadas.

Te preguntarás que hacemos nosotras en este día? Te diré: pues orar, pasar el día con Cristo a los pies del Santísimo.
Hoy es día de retiro, pero no para hacer un examen de conciencia de todo el año y ver lo que ha estado mal o bien. Hoy le dedicamos a Cristo, por que queremos que nuestro tiempo sea Cristo, que nuestro 2013 y nuestro 2014 estén llenos del Señor. Y en este día lo único que esta permitido es dar gracias al Señor por todo y pedirle que te ilumine el año, para que le puedas ver en El.

Esta noche tendremos vigilia y a las 12:00 proclamaremos todas juntas el Credo la profesión de FE. Después la fiesta…. Uvas, juegos, fiesta…..
Hoy el reto tiene dos parte una dar gracias por el año y bautiza el 2013 con un acontecimiento que te ha marcado
Y la segunda parte es que a las doce hagas profesión de tu fe, puedes rezar el credo o también hacer la señal de la cruz para empezar el año en el nombre de aquel que te ama.

Hoy orare por ti en este día, te pondré a los pies del Señor a ti con tu familia, amigos… Y le pediré que en el 2014 sigamos caminando junt@s en El.
Feliz Año 2014
VIVE DE CRISTO

Reto de amor: arrodillarte


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Israel. ¡Que pases un feliz día!

El reto de hoy es arrodillarte
Hay una cosa que mi impacta mucho, y es algo que ya le he oído a varias personas comentárnoslo en el locutorio o por teléfono. Nos hablan de una necesidad de ver a Cristo en el día a día, en las cosas más sencillas, sobre todo es algo en lo que coinciden las mamás que trabajan en casa, pero que nos incumbe a todos y me ha hecho orarlo mucho.

Así que el otro día cuando me dí cuenta de que nos tocaba día de lavado me acordé de esto. El día de lavado es un día a la semana en el que el noviciado se dedica a primera hora de la mañana a seleccionar la ropa, dividirla, echar sprite quita manchas donde haga falta, poner lavadoras… y luego ir estando pendiente durante todo el día de sacar la ropa, seleccionar lo que va a la secadora, o a tender, volver a poner lavadoras si es necesario… así durante todo el día, o a lo poco, seguro durante toda la mañana.

Reconozco que estos días son los que más me pueden costar, no sé muy bien porque, pero es como que me da mas pereza y necesito orarlo con el Señor para hacerlo con su alegría, sino si fuera por mi siempre lo iría posponiendo.
El caso es que esta pobreza me ha ayudado mucho a buscar al Señor en eso, en las cosas sencillas, en las cosas más básicas que tu también tienes. Y ayer al bajar al lavadero le iba diciendo “te busco Señor, hoy en el lavadero, entre la ropa” y me surgió muy de dentro esta voz: “y pensar que te haces uno conmigo hasta para ir a lavar”. Me quedé sobrecogida.

Y enseguida me acordé de una charla en la que el predicador cuenta el ejemplo de una señora que le salían las tortillas buenísimas, las mejores que había probado, y que le preguntaron como las hacía y ella les dijo que con las tortillas “hay que arrodillarse”, necesitan su tiempo… y él explicaba que en realidad esta mujer hacía las tortillas dejando Espíritu Santo en ellas y por eso gustaban tanto.

Y sí, esto me surgía, que si todo lo que haga hoy lo hago teniendo muy presente que Cristo se quiere hacer uno conmigo “hasta en el lavado”, es decir hasta en lo que más me cuesta, o en lo que a veces creemos que no nos aporta nada el hecho de tener que hacerlo, es porque Él quiere dejar su huella en todos tus pasos, quiere que tu trabajes, sí, pero que el otro descubra algo más en esas cosas sencillas: amor, cariño, ternura, delicadeza, un trato especial que sólo Cristo nos puede regalar, y eso sí toca el corazón. Primero el nuestro para llenarnos y desde ahí el de nuestro alrededor.
Así que hoy ¿te atreverás a arrodillarte ante cualquier trabajo de tus manos para sea de Sus manos?

¡VIVE DE CRISTO!