Reto de amor: a contrarreloj en equipo


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

A CONTRARRELOJ EN EQUIPO

Había recibido una llamada de mi antiguo colegio. Querían un pequeño vídeo para dar a conocer nuestra vida a los alumnos. En fin, una cosa llevó a la otra… y al final quedamos en mandar también una cruz para cada uno de los jovenes.

El problema es que había que prepararlas. Y no había tiempo.

Desde luego que yo sola era imposible. Así que, con la mayor cara de inocente que pude poner, me presenté en el recreo con todo el material:

-¿Hay alguien que no tenga nada que hacer, que esté libre de obligaciones… o que, simplemente, quiera ayudarme?

Por supuesto, ahí se apuntaron todas. Trabajamos a toda velocidad, embolsando, enganchando… pero, al acabar el recreo, no llevábamos ni un tercio hecho.

-No vamos a llegar a tiempo -suspiraba yo; pero las demás estaban animadísimas.

En el recreo de la noche, aquello parecía una cadena de montaje de primera categoría, ¡casi no paraban ni para coger aire! Y, por un milagro de la gracia… ¡nos dio tiempo a terminar! ¡Y hasta nos sobraron unos minutos para colocar las cruces en una caja!

-¡Ay, ay! -suspiraba aliviada- ¡Me ha faltado la fe!

-No, mujer -me decían unas- te ha faltado la experiencia…

-Sí, sí -corroboraban otras entre risas- ¡que no sabes tú bien con quiénes estás!

¡Y qué cierta me supo aquella afirmación! Para mí fue impresionante ver cómo todas mis hermanas dejaban lo que tuviesen entre manos para unirse a mi trabajo, cómo se dejaban la vida para llegar a tiempo… ¡y cómo lo conseguimos juntas!

Es en momentos así cuando descubres el tesoro que el Señor ha puesto a tu alrededor.

Ha empezado la Cuaresma. Todo nos habla de oración, de abstinencia… con el único objetivo de que centremos nuestra mirada en el Señor. ¡Es un tiempo de gracia, de poder dedicarLe todo el corazón!

Y, a fuerza de mirar al Señor, Él cambia tu mirada. Sí, porque, cuando Cristo te llena, Él mismo te invita a mirar a los demás, a que descubras “con quiénes estás”.

Cuando te das cuenta del amor infinito de Cristo por ti, puedes ver que también ama así a los demás. Cuando sientes que Él no te juzga, puedes disculpar a quien tienes al lado. Cuando sabes que Él siempre te da nuevas oportunidades, ¡siempre esperas sorprenderte con los demás!

Hoy el reto del amor es que le pidas al Señor ver el mundo con Sus ojos. En tu oración, mírale, para que Él te llene de Su amor, para que transforme tu mirada. Y, ¡a por el día! Hoy mira a los ojos a quienes te encuentres en casa o en tu trabajo. Con los ojos de Cristo, ¡descubrirás que estás rodeado de hijos amados de Dios! Déjate sorprender por el Señor y por los demás. ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ACLARACIÓN

Queridos reteros, os escribimos porque, con el reto de ayer, tuvimos un pequeño problema…

Ese reto llevaba escrito desde hacía unos días, pues Matilde los escribe a mano, para pasarlos después a ordenador, traerlo en un USB al Noviciado…

El 10 de febrero escribió que “ayer” estuvimos de cumpleaños, con una comida esmerada por parte de las cocineras. Y, tras todo el proceso, nosotras enviamos su reto precisamente ayer, 15 de febrero, sin darnos cuenta de que el día anterior… ¡había sido 14 de febrero, Miércoles de Ceniza!

Disculpad este error… Evidentemente, el Miércoles de Ceniza no celebramos ningún cumpleaños, sino que, obedeciendo a nuestra Madre Iglesia, vivimos en ayuno y abstinencia el inicio de la Cuaresma.

¡Perdonad, y gracias por vuestra comprensión!

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: en funcionamiento


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EN FUNCIONAMIENTO

-¡Qué maravilloso es este aparato, ¿verdad?! -comenté toda entusiasmada mientras metía la bandeja llena de vasos al lavavajillas.

-Sí, claro… maravilloso… cuando funciona… -me contestó una de las hermanas cocineras.

-¿¿Se ha estropeado??

El asunto es de paro cardiaco. El lavavajillas en cuestión nos lo regaló una amiga hace un par de años, y es de esos que se usan en los restaurantes, que en unos 3 minutos ha terminado el proceso y puedes meter otra bandeja. A mano, pasas tranquilamente unos tres cuartos de hora fregando…

-¿Qué le pasa?

La hermana cocinera comenzó su relato:

“Resulta que el otro día le metí la bandeja de los platos. La saqué y, cuando los estaba recogiendo, vi que seguían estando sucios. Ya había metido la otra bandeja con los cubiertos… ¡y también salieron sucios! Así estaba yo, preocupadísima… Menos mal que no estaba sola: justo llevaba un rato hablando con otra hermana, y juntas nos pusimos a investigar. Al cabo de un rato de comprobaciones, me preguntó:

‘Oye, ¿pero tú le has dado al botón de Start?’

¡Había cerrado la puerta del lavavajillas, pero, mientras hablaba, se me olvidó el botón! ¡Las dos veces!”

En ese punto las dos nos pusimos a reír a carcajadas. Hay que ver lo importante que puede ser un detalle…

Ya en la oración me vino a la mente una pregunta que me hicieron hace tiempo: “¿Qué tienen en común la Biblia y un paracaídas? Que sólo funcionan si los abres.”

¡Y es cierto! ¿Quién no tiene una Biblia o un Evangelio en casa? Pero, ¿cada cuánto lo abres? ¿Cada cuánto “das al botón”?

El Señor tiene mucho que decirte, quiere dejarse conocer. Y en tus manos ha puesto algo tangible, algo que puedes ver y tocar, su “carta de amor” para ti: su Palabra.

Pero aún hay más. Cada día, Él te regala un evangelio concreto, que es su Palabra concreta para ti hoy. Es un mensaje muy especial… ¡que dura sólo 24 horas! Para mañana será otro distinto, ¡cada día tiene una Palabra para ti! Jesucristo, que es la Palabra, desea hablarte, pero… ¿le das al botón?

Hoy el reto del amor es que, en tu rato de oración, leas el evangelio del día. Y, a lo largo de tu jornada, ten palabras amables con una persona… ¡y haz algún acto concreto por él o ella! ¡Recuerda que los detalles son importantes! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Puedes encontrar el evangelio del día aquí:

https://www.dominicos.org/predicacion/evangelio-del-dia/hoy/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: encanada de conocerte


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ENCANTADA DE CONOCERTE

Hace unos días tuvimos retiro. El sacerdote nos dijo que iba a hablar sobre el pasaje de la viuda de Naín.

-¿Sabéis qué significa el nombre de esta cuidad? -preguntó al empezar.

Mi respuesta era “no”. Jamás me había planteado que ese nombre pudiese tener algún significado. Lo que sí que había hecho muchas veces es imaginarla. ¿Cómo es Naín para ti?

Para mí es una ciudad gris, fría, de calles estrechas y altos muros agobiantes, sin ventanas, desde la que casi no se puede ver el cielo. Un lugar marcado por la muerte y la tristeza. Una ciudad definida por esa pobre viuda que iba a enterrar a su hijo. Eso es lo que me evoca a mí el nombre de “Naín”.

Pero el sacerdote continuaba:

-“Naín” significa paraíso, felicidad, calma, serenidad… Podríamos traducirlo por “Lugar de delicias”. ¡Y Jesús se dirige hacia allí con sus discípulos! Es al lugar de la felicidad verdadera hacia donde nos guía Jesús.

¡Y pensar que yo siempre veía Naín como un sitio terriblemente triste! Con esta charla, ¡todo cambiaba de color! Al imaginar esta cuidad, me centraba en la viuda… ¡pero lo fundamental es lo que Cristo hizo en la vida de la viuda!

Así puede pasarnos muchas veces con los de nuestro alrededor. Podemos “clasificarlos” en nuestro interior por un acontecimiento negativo, por un malentendido… Les ponemos una etiqueta, y cerramos el corazón, pues les damos por perdidos. Son así, y siempre serán así.

Sin embargo, ¡nos estamos quedando en “la viuda”! Cada persona lleva en su interior una riqueza inmensa por descubrir, riquezas que, tal vez, ahora no somos capaces de imaginar.

No te quedes en la viuda que sale a tu encuentro, no pierdas la esperanza ante esa persona: lo importante no es cómo la ves hoy, ¡sino las maravillas que hará Cristo en ella!

Hoy el reto del amor es ver más allá de las apariencias. Te invito a que, en tu oración, le pidas a Cristo unos ojos nuevos para dejar atrás tus prejuicios, tus clasificaciones… ¡para dejarte sorprender con la realidad que Él quiere mostrarte! Y hoy, cuando vayas a acercarte a esa persona que te cuesta, ¡recuerda hacerlo con amor, de la mano de Cristo! A través de tu sonrisa, el Señor resucitará corazones. ¡Bienvenido a Naín! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: en guerra contra el sueño


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EN GUERRA CONTRA EL SUEÑO

Me moría de sueño. Era el momento de la oración, yo trataba de estar con el Señor… pero aquello no fluía. Quizá sería mejor hacer otra cosa.

“¡Ay, Señor! Ya me podías decir claramente qué quieres que haga…”

En ese momento se me acercó sor Agustina con un libro en la mano.

-Sión, tienes que leer esto -me susurró- Te va a encantar.

Cogí el libro. Eran unas cartas de un anciano sacerdote a un sacerdote jovencito, amigo suyo. Abrí el libro por la señal. ¡Aquello me pareció realmente bonito! El anciano comentaba cosas que había aprendido del Señor… ¡gracias a su perro! Yo, claro, inmediatamente pensé en Jubi…

Pero la carta seguía comentando una anécdota que le había sucedido a un amigo del sacerdote.

Resulta que este hombre estaba haciendo oración ante el Santísimo. Hacía muchísimo calor, había dejado la puerta abierta… pero no conseguía refrescarse, y no era capaz de orar. Se preguntaba si aquella oración tendría algún valor.

En esto, por la puerta se coló un gatito blanco. El hombre pensó en cuánto odiaba a aquellos animales… pero esperó a ver qué hacía. El pequeño gatito cruzó toda la capilla hasta donde estaba él. Le miró… y, usando el zapato del hombre a modo de almohada, se acurrucó y se quedó dormido.

Aquel hombre no pudo evitar conmoverse. El gatito había elegido descansar su cabeza sobre su zapato.

Al poco, sintió que el Señor le hablaba al corazón: Si el que odia a los gatos estaba tan contento con uno que eligió estar con él, cuánto más encantado estará Jesús con nosotros, a los que ama infinitamente, cuando elegimos estar con Él.

El sólo hecho de estar ante el Sagrario, es una oración de amor, porque uno elige estar con aquellos a los que verdaderamente ama.

Terminaba la carta: “Lo que todos necesitan es saber que Jesús es la persona más fácil con la que se puede estar. Sin lugar a dudas, es la persona más fácil de complacer en el mundo”.

¡Qué forma tan clara y elocuente eligió para contestarme el Señor!

Hoy el reto del amor es que elijas estar con los que amas. Te invito a que hoy busques una iglesia y dediques unos minutos al Señor. Después, dedica un rato (tal vez la comida o la cena) a estar con los tuyos. ¿Quiénes son los que amas? ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: AVISO IMPORTANTE

Queridos reteros, lamentamos tener que comunicaros que se han agotado por completo todos los calendarios “Vive de Cristo en 2018”.

Es por ello que, a los que nos lo habéis pedido en estos últimos días, no podremos hacéroslo llegar.

Muchas gracias por vuestra acogida y cariño a este proyecto, ¡y esperamos que el Señor nos regale seguir viviendo juntos todo este año con el Reto! ¡Unidos en Cristo!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: cayendo en la misma piedra


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CAYENDO EN LA MISMA PIEDRA

Seguro que te ha pasado alguna vez. Estás comiendo la mar de a gusto, y, de repente…

-¡¡Aaaaaaaayyyyy!!

Sí, justo hace dos días. Me pegué un mordisco con todas mis ganas y me hice una pequeña herida en la boca.

Pero, lo mejor fue que, al día siguiente…

-¡¡Aaaaaaaayyyyy!!

¡¡Otra vez!! En mi defensa diré que la heridita está en muy mal sitio, justo al lado del colmillo…

Y, pensando en estas cosas, ¡me mordí otra vez! ¡Me he mordido exactamente en el mismo sitio tres veces! Imagina el cuidado y atención que estoy poniendo ahora en cada comida…

De pronto caí en la cuenta de que, tras cada mordisco, la heridita se inflama un poco más, por lo que cada vez es más fácil volver a morderse… ¡y así nos pasa también a nosotros!

Seguro que hay días que te levantas estupendamente, pero, nada más poner los pies en el suelo, algo te descoloca: una habitación desordenada, el atasco, una respuesta poco amable…

Pueden ser pequeñas cosas, tal vez en el momento irritan… pero son fáciles de controlar, como la primera vez que te muerdes. Sin embargo, la heridita queda ahí, junto con la pequeña inflamación.

¿Y no te ha pasado alguna vez que parece que todos los golpes van al mismo sitio? Así, a lo largo de la jornada puedes ir acumulando “mordiscos”, la herida se inflama y cada vez te molestan más cosas más pequeñas… ¡y al final acabas explotando por algo que, objetivamente, no es para tanto!

Pero la clave está… ¡en parar la inflamación!

Cristo te invita a no ir acumulando a lo largo del día. Él está siempre disponible para ti, dispuesto a darte su paz, su alegría… Está deseando renovar tu entusiasmo y tu ilusión, pero para ello necesita que te pongas en Sus manos. ¡Y eso tantas veces como necesites! Ya dijo Él que “a cada día le basta su propio afán”… ¡pero hay veces que podríamos cambiar lo de “días” por “horas”!

Si notas que vas acumulando, no esperes a estallar: ¡para con Cristo y deja que Él ponga tu contador a cero!

Hoy el reto del amor es hacer una parada a mitad de la mañana. Sólo necesitarás unos minutos, y ni siquiera tienes que salir de la oficina o de tu casa… Pero hoy, a media mañana, para con el Señor y preséntale tu jornada. Pídele que te renueve la alegría, ¡que, aunque ya hayan pasado unas horas, puedas empezar el día de nuevo! Retoma la jornada con Él, ¡y verás con ojos nuevos a quien tienes al lado! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: primeros auxilios


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PRIMEROS AUXILIOS

Llevábamos un tiempo corriendo y haciendo el loco por la huerta. Jubi, nuestra perrita, iba saltando loca de alegría. Pero, de pronto, me di cuenta de que no apoyaba una de las patas delanteras.

En medio del camino hice que se sentara y le eché un vistazo rápido. No parecía tener nada. Ella, impaciente, se lanzó a correr de nuevo, pero, eso sí, sin apoyar la pata.

Visto lo visto, la hice entrar en la sala. Me senté en una silla, la cogí en brazos y la tumbé patas arriba sobre mis piernas. Generalmente, Jubi se pone nerviosísima cuando está “panza arriba” y se revuelve como un gato… pero, esta vez, se dejó hacer sin oponer resistencia, mansa como un corderito.

Revisé detenidamente la pata. Ahí, entre las almohadillas… ¡tenía clavado un pincho enorme!

Cuando se lo quité, Jubi se lanzó (cosa que no ha hecho nunca), ¡a lamerme las manos de agradecimiento! Y, tan contenta, siguió jugando.

Me impresionó un montón ver la confianza de nuestra beagle. Era como si supiese que todo era por su bien, que no tenía que preocuparse.

“¡Ay, Señor!”, decía después en la oración, “¡yo también quiero estar así en Tus manos!”

Lo que hizo que Jubi permaneciese tranquila era la seguridad que tenía de que la iba a cuidar. Pero, ¿y nosotros? ¡Estamos en las manos del Señor! Él ha dado su vida por ti, eres precioso a sus ojos… ¡tenemos muchísimos más motivos para tener seguridad!

Sin embargo, ¡cuánto cuesta a veces ese salto de confianza! Sobre todo cuando el Señor te pone “panza arriba”, cuando te sientes débil, indefenso… Precisamente entonces es cuando más susurra en nuestro corazón: “Todo es para bien de los que aman a Dios”. (Rm 8, 28)

Pon tu confianza en el Señor… ¡y tendrás mil motivos para besarle las manos de agradecimiento!

Hoy el reto del amor es confiar. Cuando sientas que la inquietud empieza a invadir tu corazón, para y renueva tu confianza en el Señor. Deja que Él lleve el control, ¡y descubre Su presencia a tu lado! Y hoy da las gracias a quien haga algo por ti, por pequeño que sea. ¡La acción de gracias ensanchará tu corazón! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: pequeño imprevisto


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PEQUEÑO IMPREVISTO

Antes de que comenzase el trabajo de la mañana quería salir un rato a la huerta. A toda velocidad me quité el hábito, busqué en el armario una camiseta limpia, el jersey, me puse la bata de trabajo… ¡y a volar hacia la huerta!

Lo cierto es que, mientras bajaba las escaleras percibí un olor desagradable, pero no le di importancia. Ya en la huerta, aquel olor me perseguía.

-Qué raro… ¿qué será lo que huele tan mal?

Olisqueé el jersey, la bata de trabajo, el velo… todo estaba limpio. Y, de pronto:

-¡¡La camiseta!!

Resulta que la había lavado, pero, como no me daba tiempo a tenderla, la dejé hecha una bolita en un cubo. Luego se me olvidó y, cuando fui a buscarla, ya se había secado, así que la doblé y la guardé en el armario. Lo que no pensé es que se había quedado con un horrible olor a plástico, humedad… ¡un aroma de lo más extraño!

Realmente, hay cosas que, cuando las dejas en espera, ¡se estropean!

Y así nos pasa también con el Señor. Cristo, a lo largo del día, susurra a nuestro corazón detalles, gestos que podemos tener con los de nuestro alrededor: llamar a cierta persona, sorprender con un café, pararse a saludar a ese compañero…

Son como leves ideas o suaves toques en el corazón, que podemos seguir… o podemos sacudirnos la cabeza con un “qué tontería”. Es un regalo del Señor descubrir esos susurros, ¡y es otro regalo animarse a seguirlos!

Cristo conoce el interior de cada persona. Si te ha puesto en el corazón llamar a alguien, ¡es que es en este momento cuando te necesita! Y Cristo cuenta contigo para que seas su instrumento.

Hoy el reto del amor es estar disponible. Te invito a que hoy le pidas al Señor que te dé un oído fino para percibir una de sus invitaciones a lo largo del día. Y, sobre todo, ¡pídele el don de no dejarLe en espera! Pon el día en manos de Cristo, ¡y déjate sorprender con lo que Él quiera proponerte! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:pintura al tacto


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PINTURA AL TACTO

Estos días me han encargado preparar unas figuras de marmolina para que, después, puedan ser pintadas. La preparación consiste en darles unas tres manos de selladora (pintura blanca especial, vamos).

Comencé este trabajo poniéndome unos guantes de látex (de esos de enfermera) para evitar mancharme las manos. ¡Así se trabaja súper cómodo y sin riesgos! Bueno, casi…

Di una primera capa de pintura. Esperé un ratito para que se secase, y me lancé a dar la segunda capa. Cogí un angelito con cuidado y, sin cambiar de posición los dedos, volví a pasar el pincel. Cuando lo dejé sobre la mesa… ¡¡Ay!! ¡¡Se me había pegado el guante a la figura!!

Justo puse los dedos en una zona que no se había secado del todo. Como llevaba guantes, no pude sentirlo… y la pintura se secó mientras trabajaba. Al quitar el guante, se arrancó la pintura. ¡Un desastre, menos mal que aún tenía arreglo!

Y, en ese momento, tomé la gran medida de precaución: ¡trabajar sin guantes! Al terminar parece que me dedico a la albañilería, pintor de brocha gorda por lo menos… ¡pero así puedo notar el estado de la pintura!

El Señor se valió de esto para hacerme entender que, para no herir, ¡hay que trabajar sin guantes, mancharse las manos!

Si te fijas, en el relato del Génesis, al crear al ser humano, la Palabra dice que “lo modeló”. ¡Eso significa que el Señor se ha pringado por nosotros, por ti!

Pero aún hay más. Podía haberse quedado en el Cielo, observando desde una cómoda posición nuestra historia. O podía haber actuado a distancia. Pero no. Cristo se ha pringado del todo por ti, hasta el punto de llenarse las manos, no de pintura, sino de su propia Sangre.

Tú eres su obra. Para Él eres importante. Tanto, que está dispuesto mucho más que ha mancharse por ti: ha dado su Vida, para llenar de plenitud la tuya.

Hoy el reto del amor es participar en la Eucaristía. Cristo mismo sale a tu encuentro, rompe todas las barreras, quiere implicarse en tu historia, ¡tanto que quiere que, la tuya, sea también suya! Hoy se te ofrece, sin guantes, sin medidas de protección… amándote tanto que desea que Su sangre corra por tus venas. Pero ahora la decisión es tuya: ¿irás a esta Eucaristía con guantes, como espectador… o dejarás que implique tu vida? ¡Feliz domingo!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: AVISO IMPORTANTE

Estamos ya agotando las últimas unidades de calendarios. Pero, si quieres pedir alguno, ¡aún estás a tiempo! Hasta el 14 de enero aceptaremos nuevos pedidos (o hasta agotar existencias).

Sólo tienes que escribir un correo indicando tu nombre, tu dirección y el número de calendarios que quieres a

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

El donativo por cada calendario es de 4,5€ (a partir de 5 calendarios, 4€) (+ gastos de envío). Para más información:

http://www.dominicaslerma.es/index.php/monasterio/noticias/1241-ultimas-unidades.html

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: el esfuerzo del mantenimiento


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EL ESFUERZO DEL MANTENIMIENTO

Esto de las mudanzas es una cosa terrible. Al pasar a Comu, toda mi vida acabó almacenada en cajas… y luego nunca encontraba el momento de ordenarlas.

Pero, evidentemente, vivir en lo que parecía una reproducción del reino del caos no es agradable. Es más, llega un momento en que es agobiante.

Así pues, el propósito de Adviento era lograr ordenar la celda, haciendo un poquito cada día… pero no llegué. En plenas Navidades, opté por el ataque intensivo: ¡todo de golpe y sin parar hasta lograrlo!

Fue la mejor estrategia, y actualmente da gusto estar en mi celda, pero, como ya me ha dicho más de una monja: “¡Ahora la cuestión está en mantenerlo!”

Y, sí, sí, la intención la tengo, sin embargo, ¡qué difícil se me está haciendo! Entiéndeme… cuando vas con prisa es más fácil tirar la ropa a la silla que colgarla en el armario… pero lo cierto es que también es más llevadero doblar una camiseta, ¡que una montaña de ropa!

Orándolo me he dado cuenta de que, como hay vida, surge el desorden (saco los bolis para estudiar, o un libro…), por lo que, cada día, tengo que cuidar los pequeños detalles que están fuera de lugar. O, en otras palabras, ¡dedicar unos minutitos cada día!

¡Y esto mismo pasa con el amor!

Somos seres vivos, seres en movimiento, en constante cambio… Lo que ayer parecía una situación controlada, ¡hoy puede estar patas arriba! Por eso, el verdadero amor necesita de vez en cuando momentos fuertes (de orden intensivo), y, cada día, unos minutos de atención y cariño a la otra persona.

¡Así ocurre con el Señor! ¿Quién no ha sentido que su espíritu volaba después de un retiro, unos ejercicios espirituales, una convivencia…? ¡Pero la cuestión es cuidarlo después!

El verdadero amor no suele pedir grandes hazañas de un momento, sino la pequeña hazaña de dedicarle un momento cada día.

Hoy el reto del amor es cuidar el amor. Te invito a que hoy dediques unos minutos a estar con el Señor, ¡búscale en el Sagrario! Aprovecha para decirle que le quieres, ¡pero, sobre todo, déjate querer por Él! Y hoy reserva un rato para estar con esa persona que quieres, sin hacer nada, ¡sólo disfrutar de estar juntos! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: AVISO IMPORTANTE

Ya hemos enviado todos los calendarios que nos habéis pedido. Sin embargo, en estos días de tanto jaleo navideño, nos han avisado que varios paquetes enviados por Correos se han perdido. Por favor, si no has recibido tu paquete háznoslo saber. Te lo enviaremos por mensajería. Puedes escribirnos a

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

Y, si quieres pedir nuevos calendarios, ¡aún estás a tiempo!

En esta semana (del 7 al 14 de enero) aceptaremos nuevos pedidos, hasta agotar existencias, pues ya estamos en las últimas unidades de calendarios.

Sólo tienes que escribir un correo indicando tu nombre, tu dirección y el número de calendarios que quieres a

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

El donativo por cada calendario es de 4,5€ (a partir de 5 calendarios, 4€) (+ gastos de envío). Para más información:

http://www.dominicaslerma.es/index.php/monasterio/noticias/1241-ultimas-unidades.html

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: ataque sin defensa


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ATAQUE SIN DEFENSA

A pesar de las fiestas, en estos últimos días el monasterio al completo se encuentra en una encarnizada batalla… ¡contra los virus!

Sí, el catarro, saltándose todas las leyes de la clausura, acampa a sus anchas por todos los pasillos. Por menos de nada sueltas un “¡Achíiiiiis!”… y ya estás perdido.

Ningún remedio parece efectivo. Unas mejor, otras peor… pero vamos cayendo sin remedio.

Yo llevo un par de días luchando por vencer la batalla, pero sin mucho éxito. Lo cierto es que sólo tengo ganas de meterme en la cama, arroparme hasta las orejas… y poco más. Me cuesta entusiasmarme por cosas que generalmente me emocionan, veo todo como apagado, sin ganas.

Es impresionante porque los virus son tan pequeños que no se ven, ¡pero hacen estragos!

Y así puede pasarnos en nuestro día a día: vamos acumulando pequeños desacuerdos, malas contestaciones, gestos que nos hieren… Sí, es verdad, puede que no sean gran cosa, tal vez no parezcan importantes, casi no se ven, pero no por eso nos dejan ilesos. ¡Podemos acabar con “gripe”, sin tener gripe!: falta de ilusión, desgana…

Pero la buena noticia es que para eso sí que hay un tratamiento infalible: ¡Jesucristo! Cada día, Él te ofrece empezar de cero, descargar en Él todo lo que te ha atascado y continuar la marcha “sin mochila”. Cristo te invita a dejarte bautizar con Él, a dejarte lavar por su Sangre, para comenzar, hoy, una vida nueva.

Y, puede ser que los virus sean pequeños y eficaces… ¡pero lo mismo pasa con las “vitaminas”! El Señor te regala a lo largo del día pequeños detalles para que tu salud espiritual se mantenga en plena forma: una sonrisa, una palabra amable…

¡Atención! Tanto los “virus” como las “vitaminas” espirituales son contagiosos… ¿Y tú? ¿Qué contagias?

Hoy el reto del amor es contagiar alegría. Te invito a que hoy, al empezar la Eucaristía, le pidas al Señor que te regale bautizarte en el Espíritu. Te aseguro que Cristo es la mejor vacuna contra todo “virus”… ¡y el más completo aporte de “vitaminas”! Deja que Cristo saque tu mejor sonrisa, y… ¡a contagiar esa alegría a los demás! Hoy reparte vitaminas a tres personas: un gesto de cariño, una palabra agradable… Al lado de Cristo, sabemos que, por mucho que lo intenten los virus, ¡tenemos la batalla ganada! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: AVISO IMPORTANTE

Ya hemos enviado todos los calendarios que nos habéis pedido. Sin embargo, en estos días de tanto jaleo navideño, nos han avisado que varios paquetes enviados por Correos se han perdido. Por favor, si no has recibido tu paquete háznoslo saber. Te lo enviaremos por mensajería. Puedes escribirnos a

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

Y, si quieres pedir nuevos calendarios, ¡aún estás a tiempo!

En esta semana (del 7 al 14 de enero) aceptaremos nuevos pedidos, hasta agotar existencias, pues ya estamos en las últimas unidades de calendarios.

Sólo tienes que escribir un correo indicando tu nombre, tu dirección y el número de calendarios que quieres a

vivedecristoevangelización@gmail.com

El donativo por cada calendario es de 4,5€ (a partir de 5 calendarios, 4€) (+ gastos de envío). Para más información:

http://www.dominicaslerma.es/index.php/monasterio/noticias/1241-ultimas-unidades.html

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!