Reto de amor:lavadora de última hora


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LAVADORA DE ÚLTIMA HORA

Este domingo ha sido el último día que íbamos de cocina todas juntas. Al acabar el día, Israel me dijo:

-Deja a mano esta ropa, que te la lavamos antes de que pases a Comunidad.

Poco después, Joane me entregó mi montón de ropa limpia y doblada:
-Es lo que echaste a lavar la semana pasada -me explicó- pero, antes de que te te vayas, pondremos otra lavadora con lo que necesites…

Israel, que estaba por allí, se echó a reír:
-¡Somos como las madres! -comentó- “Tú te vas con todo limpio, ¡faltaría más!”.

Lo cierto es que tantos gestos de cariño me llegan profundamente. Es impresionante ver cómo todo el Novi se está volcando por completo en mí, ayudándome, preparando cosas… Continuamente me hacen sonreír de agradecimiento y cariño. En ellas veo un reflejo del amor del Señor.

Sí, pues Cristo ha soñado con cada uno de nosotros, ¡ha soñado contigo! No somos fruto del azar o la casualidad, ¡somos un sueño de Dios! Él ha deseado tu existencia, ¡te ha amado antes de que nacieses! Y ha ido preparando a lo largo de tu camino personas, acontecimientos… para que, un día, ¡te encontrases con Él!

Y ahora, ¡te regala un nuevo día! Si ha ido preparando todo con tanto cariño hasta aquí, ¡no va a dejar de hacerlo ahora! Hasta el último momento Cristo está dispuesto a poner una lavadora, todo por que salgas de casa con la ropa limpia. ¿Qué necesitas? ¿Alegría para empezar la jornada? ¿Paciencia para evitar ese enfado? ¡Cristo te espera para darte su Amor! En Él lo tienes todo.

Hoy el reto del amor es “salir con toda la ropa limpia”. Bueno, no me refiero a sacar brillo a los zapatos (que también está muy bien…); hoy te invito a que, al salir de casa, te despidas con cariño: no dejes conversaciones mal acabadas por las prisas, ni te vayas sin dar ese beso y abrazo de amor y reconciliación… Esas personas son regalos que Cristo ha puesto en tu camino; ¡y el último momento también es importante para el que ama! Empieza el día dando la mano a Cristo, ¡y con Él saldrás de casa con toda la ropa limpia! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Mañana Sión pasará a Comunidad. Como algunos nos han hecho llegar varias preguntas, queremos aprovechar para resolver ahora sus dudas. Así, pues,

ACLARACIONES:

-La ceremonia del paso a Comunidad es privada, no habrá ninguna celebración pública (¡pero esperamos que te unas con tu oración!)

-Al pasar a Comunidad, Sión no se cambia de monasterio, sino que deja el Noviciado y se va a vivir con las monjas solemnes.

-Sión seguirá siendo profesa temporal durante un año. El año que viene, si Dios quiere, tendrá lugar la Profesión Solemne, la gran fiesta del sí para siempre. Os avisaremos con antelación para que, quien quiera, pueda participar.

-Aunque ya no esté en el Noviciado, Sión seguirá escribiendo retos: ¡ahora nos contará las peripecias que le pasen en Comunidad!

Gracias por tu interés y cariño, ¡contamos con tu oración en esta nueva etapa que comenzamos!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor:descaradamente simpático


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DESCARADAMENTE SIMPÁTICO

Ayer, en la iglesia, en un momento de máximo silencio y concentración… ¡apenas pude contener la risa!

No te lo vas a creer, pero, es que… ¡mi libro de lectura me estaba sacando la lengua!

Te lo digo totalmente en serio. Entre las páginas blancas, salía una lengua rosa dirigida hacia mí. Si un libro te sacase la lengua, lo mínimo que harías sería sorprenderte, ¿no?

Bueno, en realidad se trataba de un post-it rosa que uso a modo de marcapáginas. Tiene forma de manzana, lo había puesto al revés, ¡y parecía totalmente una lengua!

Definitivamente, Cristo quiso robarme una sonrisa. ¿Y acaso no hacemos nosotros también “tonterías” por sacar la sonrisa de un bebé? ¿No somos capaces de locuras por hacer reír a los que queremos?

Y, cuando lo conseguimos, cuando robamos esas preciadas sonrisas, ¡se nos pega! ¡Sonreímos por contagio! Y si esto nos pasa a nosotros, ¡cuanto más a Cristo!

¿Te imaginas la sonrisa de Jesús? ¿Cómo sería su rostro cuando veía sonreír a los discípulos o a María? ¡Pues así sigue siendo cuando te ve sonreír a ti!

El amor se ensancha cuando ve feliz a la persona amada. Y Cristo lo da todo por ti, por que seas feliz. Él ha derramado toda su sangre por ti, ha resucitado y vive contigo cada instante de tu día. Él siempre luchará a tu favor… y te regala mil detalles en tu jornada, mendigando tan sólo una sonrisa.

Hoy el reto del amor es robar sonrisas. Pero, antes de eso, te invito a “dejarte robar”: pídele a Cristo unos ojos nuevos para ver todas las cosas con las que quiere sorprenderte, ¡que hoy tu sonrisa hacia Él sea tu acción de gracias! Y, a lo largo del día haz una cosa inesperada y extraordinaria para sorprender a alguien. Puede ser preparar un postre, dejar un mensaje de cariño en el volante del coche… ¡o saludar a los niños con una guerra de cosquillas! Te aseguro que hoy tendrás muchas sonrisas para regalarle al Señor. ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: conquistados en sólo un movimiento


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CONQUISTADOS EN SÓLO UN MOVIMIENTO

La cosa empezó de la forma más sencilla: un leve picorcillo en el ojo. De forma casi inconsciente, me llevé la mano a la cara y me rasqué con suavidad. Un pequeño gesto… pero un fatídico error.

Un instante después, el picor había crecido considerablemente. Era inevitable rascarse… y cada vez el picor crecía y se hacía más insoportable. ¡Poco más tarde, ya sentía que me ardían los ojos! Acabé delante de un grifo, lavándome con agua fría ojos, cara y manos…

“Qué cosa más tonta”, pensaba, “¡y todo por un pequeño movimiento!”

Justo entonces, el Señor me iluminó que… ¡así es como suele actuar Él!

Suele presentarse más o menos suavemente, como aquel primer picorcillo. A veces es un sentimiento de paz, otras veces es curiosidad… y, en el momento en que aceptas, en que das un paso hacia Él, ¡ya te ha conquistado! Como dice el refrán, “comer y rascar, todo es empezar”.

Sí, porque, cuanto más conoces a Jesucristo, más quieres conocer de Él, más quieres sentirle en tu vida, más deseas descubrir su Presencia… Cuando pruebas un poco de su amor, ¿cómo dejar de “rascar” en busca de más? Y, sí, al final no te arden los ojos, ¡te arde el corazón!

Jesucristo, como el picor, te deja totalmente libre, ¡pero se vuelve irresistible!

Hoy el reto del amor es “rascar”, dar un paso más hacia el Señor. Te invito a que, a lo largo del día, busques algo que te hable de Cristo: puede ser un buen libro, un comentario al Evangelio, escuchar una charla… Pídele al Señor que te guíe hacia lo que Él quiera. Disfruta dedicándole esos minutos, ¡y experimenta el fuego que crece en tu interior! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: nómada


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NÓMADA

La campana tocaba a Vísperas. Una vez más, iba tarde.

A galope tendido entré en mi celda, dispuesta a cambiarme, pero…

-¡Ay! ¡Que no tengo ropa!

Habíamos estado trasladando el armario a la celda de Comunidad, por lo que había tenido que sacar todo. Salí corriendo a la sala, donde había dejado el hábito.

A toda velocidad entré en mi celda y…

-¡¡Ay!! ¡¡Que no tengo perchas, ni cama, ni nada!! ¿Dónde dejo todo?

Cargada aún con la ropa, volví a la sala, donde me agencié una silla y la metí en la celda.

Unos segundos después, crucé corriendo la galería hacia el baño… con la ropa todavía en brazos.

-Pero, Sión, ¿dónde vas y aún sin vestir? ¡Que no llegas a Vísperas!

-¡¡¡Aaaaaaaayyyyyy!!! ¡¡¡Que no tengo puertaaaaaa!!!

Claro, la habíamos tenido que quitar porque, si no, no había forma de sacar el armario…

Nunca me había fijado en lo imprescindible de ese detalle: había arreglado todo lo demás, ¡pero, sin puerta, no servía de nada!

Ya más tranquila, en la oración, el Señor me sacó una gran sonrisa al recordarme aquella frase: «Yo soy la puerta». ¡Y es verdad, Él es lo realmente imprescindible!

Una puerta es señal de hogar: podemos tener muebles muy diferentes, pero todas las casas cuentan con su puerta. La puerta de tu hogar da confianza, pues sabes que se abrirá ante ti; y da seguridad, porque no dejará pasar a los extraños. Tu puerta te acoge, te protege. ¡Pues eso es todo lo que quiere ser Cristo para ti! Él es la puerta… ¡en Su corazón encontrarás tu hogar!

Y, si piensas que no es así para ti, recuerda aquellas palabras de Jesús: «Al que venga a mí, no lo echaré afuera» (Jn 6, 37), o «Al que llama se le abre» (Mt 7, 8)… ¡Créeme, Cristo es realmente “tu” puerta!

Hoy el reto del amor es poner la mano sobre la puerta de tu casa. Al salir o al llegar de trabajar, al ir a abrir la puerta, tócala. Date aunque sea unos segundos para recordarte que Jesús es la Puerta, ¡una puerta siempre abierta para ti! ¡Que hoy la puerta de tu hogar sea una invitación para orar! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: fe ciega


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

FE CIEGA

¿Recuerdas mis angelotes, esos que, sólo con el color de la piel, ya necesitaban un médico? Bueno, pues sigo intentando sacarlos adelante.

He terminado de pintarles las alas, los trapos… y, en mi opinión, la cosa no ha mejorado.

-¡Vas muy bien! -me decía Lety.
Pues nada, yo a seguir trabajando la fe…

-¡Fenomenal, sigue así!
Y yo, a continuar fomentando la virtud de la obediencia…

-¡Van estupendamente!
Lo cierto es que comencé a plantearme si Lety estaba dejando de ser objetiva o si es que no quería desmotivarme. ¡Aquello era un desastre evidente! ¿Por qué seguía empeñada en asegurarme que todo iba muy bien?

-Ahora vamos a darles un toque de pintura dorada -me dijo.

Nada más comenzar a aplicarla… ¡¡los ángeles se transformaron!! Los colores se unificaron, las alas resplandecían, los mantos cobraron vida, ¡¡alucinante!!

-¿Ves que es verdad? ¡Han quedado muy bien!

Impresionada por el resultado de este ejercicio de confianza, no podía dejar de darle vueltas en la oración. ¡Así actúa el Señor con nosotros!

Sí, cada uno somos un color diferente, y además, tenemos nuestra propia manera de “pintar”. Podemos estar juntos, pero sin tener nada que ver unos con otros. Son colores “que no pegan”, entre los que se ven muchos huecos blancos: indiferencia, respuestas cortantes, silencios…

Compartir el mismo espacio no hace de nosotros una comunidad. Lo que necesitamos es compartir el mismo corazón, ¡y eso sólo se logra con unas “gotas de oro”, con el Espíritu! Sólo si Cristo toca nuestros ojos veremos a los demás como hermanos, podremos interesarnos por lo suyo, ¡ser uno!

Con Cristo, en las imperfecciones es donde más brilla el amor, y los colores diferentes no se igualan, sino que se hacen armónicos.

Hoy el reto del amor es tener un solo corazón. Te invito a que, en tu oración, le presentes al Señor a todas las personas con las que compartirás tu día. Pídele a Jesús que, en tus conversaciones, hoy brille el oro de su Amor: interésate por quien tienes al lado, no te centres en las diferencias, ¡descubre también en el otro el brillo del Señor! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:investigación a fondo


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

INVESTIGACIÓN A FONDO

Mientras estábamos rezando todas juntas en la iglesia, me llegó de golpe un fuerte olor a café. Se fue pasando, pero, a los pocos minutos, de nuevo aquella bofetada en el olfato…

Empecé a ponerme nerviosa con ese olor que tan poco me gusta. Miré a derecha e izquierda tratando de encontrar a la culpable.

“¿Quién habrá sido? Con la de tiempo que ha pasado ya del desayuno, ¡se habrá tomado un litro de café para oler así…!”

Y venga a mirar, tratando de averiguar el origen del olor. ¿No harías tú lo mismo?

De pronto, el corazón se me puso a millón, como si me hubiese tomado yo el litro de café: en la manga de mi hábito, blanco, limpio y recién puesto… ¡había una enorme mancha marrón! ¡La que olía a café era yo! Al menos me quedó el consuelo de haber resuelto el misterio…

Ese mismo día, en Vísperas, el dominico que nos ha estado acompañando estos días, comentó: “En nuestra jornada, tenemos miles de detalles pequeños que nos están llamando a investigar: el sol, una sonrisa, un gesto amable… Si somos capaces de buscar su origen, de mirar más allá, ¡descubriremos que detrás de cada cosa está Cristo diciéndonos que nos ama! ¡Hay que buscar el auténtico origen!”

Sentí que hablaba para mí. El Señor me decía que, en nuestro día, miles de detalles cotidianos nos invitan a llegar al Misterio. Son cositas pequeñas, ¡que huelen a Eternidad! Ahora le pido al Señor que me regale buscarle detrás de cada acontecimiento… ¡con el mismo ímpetu con el que busqué quién estaba detrás del olor a café!

Y nuestro hermano dominico terminó dando un consejo: “La ‘palabra mágica’ que hace que la realidad se vuelva transparente, que nos permite ver lo que hay detrás es… «gracias».”

Hoy el reto del amor es investigar a fondo. Pídele al Señor poder descubrir un gesto de cariño que tenga alguien hacia ti, por pequeño que sea. Da las gracias a esa persona… ¡y al Señor! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: peligroso contagio


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PELIGROSO CONTAGIO

La llegada del calor da pie a hablar sobre nuestros helados o refrescos favoritos. En ese tipo de conversaciones, Joane siempre saca a relucir la leche merengada.

Reconozco que soy súper golosa y que no pongo mala cara a ningún tipo de postre, pero he de admitir que la leche merengada no era algo que me llamase especialmente la atención. Sin embargo, a fuerza de estar juntas, se ve que todo se acaba pegando…

Resulta que hace un par de días… ¡nos regalaron una botella de leche merengada! ¡¡En mi vida la había cogido con tantas ganas!! ¡Me supo deliciosa!

Realmente no hay nada como estar al lado de una persona entusiasta: ¡te acaba contagiando hasta los gustos gastronómicos! ¿Acaso no te ha pasado a ti alguna vez?

Ver comer a alguien un plato disfrutándolo, deleitándose; tener al lado a una persona que vibra con un deporte, o que goza descubriendo todos los detalles ocultos de una obra de arte… ¡despierta tu propio interés! Dan ganas de asomarse a eso que parece tan maravilloso…

¡Nada como tener al lado a alguien entusiasta! ¡Te acabas contagiando!

Y… ¿no es lo mismo con Jesucristo?

La mejor forma de evangelizar es… ¡por contagio! ¿Has conocido alguna vez a alguien entusiasmado con el Señor? Y, al estar junto a esa persona, ¿no te pasa que descubres más el paso de Cristo en tu vida, sientes más su amor… le ves con más facilidad? ¡Algo así les tuvo que pasar a los discípulos! ¡Se entusiasmaron con Cristo!

Creo que, si queremos llevar a alguien querido hacia el Señor, lo mejor que podemos hacer es… ¡entusiasmarnos y vivir! Si te ven feliz, el contagio está asegurado.

Hoy el reto del amor es entusiasmarte. Para ello, dedica unos minutos a parar con Jesucristo. Busca una canción de adoración o un mensaje de esa persona que te lleva al Señor y compártelo con Cristo: ¡deja que se te encienda el corazón! Hoy vive la jornada con una sonrisa y, si alguna nube oscurece tu día, recuerda: Cristo considera que vales tanto… ¡que ha dado su vida por ti! Un amor tan grande, ¡dibuja la mejor de las sonrisas! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: unión inseparable


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNIÓN INSEPARABLE

En la zona ajardinada de la huerta tenemos una mesa y varias sillas de plástico, y ayer fuimos allí durante el recreo de la noche.

Como estaban llenas de polvo y ramitas, inclinando las sillas, dimos unos golpecitos en el respaldo para que se cayese todo, ¡y listo!

Cuando sonó la campana de Completas, quise levantarme… ¡pero descubrí que me había quedado pegada! Resulta que mi silla había estado debajo del pino, y se había llenado no sólo de polvo y ramitas; ¡estaba llena de resina!

Intenté limpiarme rápidamente, pero al final fui a Completas con las manos pegajosas y cachitos de pañuelo pegados por todas partes…

La situación fue muy cómica, ¡y ahí vi al Señor! Sí, ¡su amor es como la resina! ¡Hace que todo se pegue!

Tal vez haya momentos en que deseamos que nuestra vida sea estar a solas con Cristo. Si es que, cuando estamos sólo con Él, ¡todo es muy fácil! QuererLe es sencillo, su amor es grande… ¡pero el Señor no quiere que andemos en solitario!

Si te fijas, Cristo tiene un interés enorme en que formemos familia, comunidad: “amaos los unos a los otros”, “donde dos o tres estén reunidos en mi Nombre, ahí estoy yo”…

Cristo nos llama a su intimidad, sí, ¡pero es una intimidad pegajosa! Nos llama a estar a solas con Él, nos llena de su Amor, ¡para repartirlo después a los demás!

Hoy el reto del amor es acoger con cariño a una persona cuando se acerque a hablarte. Jesús quiere hacer de ti un corazón lleno de “resina”, a quien no le resbalen las personas, un corazón capaz de acoger a todo el que pase a tu lado. ¿Y sabes qué es lo mejor? Que el amor de Cristo, como la resina, ¡también se contagia! Quien se siente amado, ve la vida con otros ojos, ¡y acaba amando a los demás! Así pues, hoy déjate tocar por el amor de Cristo, ¡y deja que se te peguen los demás! ¡Feliz domingo!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:huracán en el baúl de los recuerdos


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

HURACÁN EN EL BAÚL DE LOS RECUERDOS

Hace un par de días tuvimos un vendaval como no habíamos visto nunca: ¡parecía que iba a salir volando el monasterio!

El convento no, pero los que sí volaron fueron dos cubos de basura que tenemos en la huerta. ¡No son precisamente pequeños y estaban casi llenos! Pero el viento pudo con ellos, los arrastró, se salió la basura… ¡nuestro jardín parece un vertedero!

Pero ahora recoger tiene hasta un punto divertido: ¡es como si hubiésemos volcado el baúl de los recuerdos! Ahí están los sacos vacíos de abono, los semilleros de plástico que se rompieron cuando nos trajeron las plantitas, el gorro que robó (y destrozó) Jubi, restos de cemento de la construcción del terrario de las tortugas… ¡Cada cosa esconde retos e historias!

En ese momento me acordé de algo que Lety nos dice muy a menudo: la importancia de hacer memoria de Jesucristo; es decir, recordar tu historia pidiéndole al Señor verLe en ella.

No sé cómo ha sido tu trayectoria hasta aquí, si conociste pronto a Cristo o si te encontraste con Él más tarde, si tienes una vida espectacular o una vida que necesita ser espectacularmente transformada… Pero una cosa es cierta: Cristo no se ha apartado jamás de tu lado.

No importa los caminos que hayas tomado. Jesucristo nos ha dado su Palabra: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. ¡Y Él, que es la Verdad, no puede mentir! Su amor es incondicional, siempre permanece. Por eso, no hay dudas: ¡Él está en tu historia!

Hoy el reto del amor es hacer memoria de Jesucristo. Te invito a que, en tu oración… ¡dejes que el Viento del Espíritu remueva tu baúl de recuerdos! Pídele que ilumine tu historia, ¡descubre a Cristo en ella! Hoy recuerda tres acontecimientos de tu vida en que viste (o ves ahora) la mano del Señor, y dale gracias por ello. ¡Tienes muchos más de tres, créeme! Ya ves que hasta en la basura habla el Señor… ¡Feliz y huracanado día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:miedo hecho realidad


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

MIEDO HECHO REALIDAD

Ayer Joane te compartió nuestro percance con los garbanzos… y hoy quiero compartirte la segunda parte de la aventura. ¡Sobrevivir a la cocina es toda una proeza! Y es que aún nos quedaban por hacer las tortillas de patata. Y eso me tocó a mí.  

Lo de darle la vuelta a la tortilla ya más o menos sale… pero mi eterno miedo es que se me pegue a la sartén.

Preparé la mejor sartén que tenemos con un poco de aceite. Es infalible.

Eché la mezcla de patata y huevo y comencé a mover suavemente el mango. Pero, a los pocos segundos…

-¡¡Ay, que se me ha pegado!! ¡No “baila” en la sartén!

Lety vino corriendo en mi ayuda. Tras un instante de duda, se echó a reír.

-Pero, ¿cómo va a bailar… si no está aún cuajada? ¡Tienes el fuego tan bajo que no se está haciendo!

¡Yo también acabé riéndome de mi propio miedo! Y, de pronto, ahí descubrí al Señor. Porque, ¿cómo vamos a bailar… si no nos ponemos bien al Fuego?

Tal vez en esta mañana a ti no se te pegue la tortilla, sino la pereza, el cansancio… ¡o sábanas! Y es que no todas las mañanas salimos de casa precisamente bailando, mucho menos los lunes… ¿Te has puesto al Fuego?

Jesucristo es la Llama Viva que hace que nuestro día cuaje. Experimentar su amor incondicional es lo que hará que nuestro corazón baile. Pero a nosotros también nos pasa como a la tortilla: necesitamos un tiempo al fuego, ¡y no es suficiente un fuego suave!

Hoy el reto del amor es bailar en tu jornada. Para ello, querida “tortilla”, ¡sólo necesitas ponerte al Fuego! Te invito a que empieces tu semana regalándole unos minutos a Cristo. Para ello, ve a una iglesia, pon en silencio el móvil, déjalo a un lado, y entrégale al Señor tus proyectos de esta semana. Disfruta del amor de Jesucristo, deja que tu corazón cuaje en su presencia. Y, a lo largo del día, haz que otro corazón también baile: hoy haz sonreír a una persona. ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!